Ánimo para tu alma

ánimo para tu alma devocional cristiano arcoiris de promesas

En Dios hay ánimo para tu alma… En la Biblia encuentro este mensaje para ti:

«¿Por qué te desesperas, alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios, pues Lo he de alabar otra vez. ¡Él es la salvación de mi ser, y mi Dios!». Salmo 42:11

Las emociones, la voluntad y el pensamiento forman tu alma
Continuar leyendo “Ánimo para tu alma”

Dios no miente

dios no miente imagen con reflexión de aliento arcoiris de promesas

Amiga cazadora, si tu promesa está tardando en llegar, te conviene saber y creer que Dios no miente. Él siempre habla verdad y sostiene su Palabra hasta que se cumple.

Tienes que estar segura quién es tu Dios y saber en quién has creído. Dios no es como los seres humanos… Él no cambia de opinión…

«Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?». Números 23:19


Dios siempre cumple lo que promete…

Si te ha prometido que va a sostenerte, te sostendrá…

Si te ha prometido que va a bendecirte, te bendecirá…

Si te ha prometido que va a sanarte, te sanará…

Si te ha prometido salvar a toda tu familia, la salvará…

Si te ha prometido que va a usarte, te usará…

Debes mantenerte firme en sus promesas… Dios nunca falla… Él lleva a cabo su Palabra…

Es posible que no te cumpla en el tiempo en que tú lo deseas… pero te aseguro que será en el momento perfecto…

Dios es fiel…

Tú debes ser fiel creyéndole aunque las circunstancias sean contrarias a lo que esperas.

No permitas que la duda se apodere de tu mente. Cuando eso suceda es el momento para abrir tu boca y decir: “Mi Dios no miente y cumplirá todo lo que me prometió”.

Si este mensaje te ha alentado, compártelo con tus contactos en las redes sociales y bendice a mujeres que lo están necesitando. Dios te bendiga abundantemente, tu amiga,

Lidia E. Cames

Síguenos en Twitter: @ArcoirisPromesa

Trabajando por tu promesa

trabajando por tu promesa mensajes cristianas con imágenes

«No sean perezosos; más bien, imiten a quienes por su fe y paciencia heredan las promesas». Hebreos 6:12

Para desarrollar la fe y la paciencia se requiere de esfuerzo. Éstas no son virtudes que se den por sí solas. El Espíritu Santo te ayuda, amiga; pero a ti te toca cultivarlas día a día. Continuar leyendo “Trabajando por tu promesa”