Si pides a Dios, recibes

si pides a dios recibes reflexiones cristianas con imágenes

«Porque todo aquel que pide, recibe, y el que busca, encuentra, y al que llama, se le abre». Mateo 7:8

Lleva todas tus necesidades ante Dios. Todas. No pienses que tu necesidad es demasiado pequeña como para ‘molestar’ a Dios… Tampoco creas que Dios no puede cubrir tu necesidad porque ésta es demasiado grande. 

Todo lo que pidas, creyendo, lo recibirás. Es cierto que el Señor sabe cuál es tu necesidad; pero Él quiere que le pidas… que te
acerques a Él con confianza… que dependas de Él para todo. 

Lo que Dios te pide siempre es que sigas en unión con Cristo… síguelo, porque sólo así es como podemos pedir con toda confianza ante el trono de la gracia.

No te separes de Jesús porque a través de Él recibirás todas las cosas de parte del Padre… Sólo tienes que creerlo para poder recibirlo.

La presencia de Dios

la presencia de dios reflexiones cristianas con imágenes arcoiris de promesas

Tener la presencia de Dios significa que tienes una relación constante con Él, que hablas con Él, que vives con Él… 

Y la consecuencia a esta convivencia con el Señor te trae bendición, solución a los problemas, excelencia en tu trabajo, éxito en tus negocios, victoria en todas tus batallas.  Continuar leyendo “La presencia de Dios”

Eres el deleite de Dios

eres el deleite de dios reflexiones cristianas con imágenes

¿Te sientes abandonada o rechazada? ¿O que algo malo hay en tu vida que estás tan sola?… Hoy el Señor te dice: ‘Eres mi deleite’
(Hefzi-bá).

Dios llega a tu vida para salvarte, para que brilles como el sol al amanecer.

La gente notará que Dios te ha dado la victoria, las personas más poderosas quedarán deslumbradas por tu grandeza. 

El Señor te da un nombre nuevo, y te alza en sus manos para que todos te vean como espléndida corona para el Rey de reyes. 

Jamás volverán a llamarte “La Abandonada” ni a tu familia “La Arruinada”. Tu nuevo nombre será “Mi Preferida” y tu familia, “La esposa de Dios”; porque en ti se deleita el Señor… 

Amiga, así como un joven se casa con su novia, así se casa contigo tu Dios que te restaura… El Señor se regocija contigo, como el marido se alegra con su esposa y vive con ella feliz para siempre. 

(Adaptación de Isaías 62:1-4).