Cuál es la solución para el yugo desigual en el matrimonio

cual es la solucion para el yugo desigual en el matrimonio

 

¿Cuál es la solución para el yugo desigual en el matrimonio, según la Biblia? 

Amiga lectora, recibí esta consulta hace poco y me tomo la libertad de darle respuesta pública, respetando la identidad de la persona:

Soy pastora con yugo desigual,  he decidido separarme. Tengo un pastor que me ayudará a desarrollar trabajo ministerial.
¿Le agradará al Señor?”.

Continuar leyendo “Cuál es la solución para el yugo desigual en el matrimonio”

Dios sí restaura matrimonios

como restaurar mi matrimonio consejeria cristiana

¿Cómo restaurar mi matrimonio?

Hoy escribo acerca del sentir de muchas mujeres que me han escrito para hacerme esta pregunta: ¿Cómo restaurar mi matrimonio? Así que, a ti que estás pasando por un matrimonio que parece destruido, Dios te da este mensaje de esperanza:

«Mira, yo hago nuevas todas las cosas». Apocalipsis 21:5 RVC

El Señor hace nuevas todas las cosas con su amor y poder y traerá vida nueva a tu matrimonio si tú se lo permites.

Dios ha de escuchar tus oraciones, porque Él te ha puesto en tu hogar como ayuda idónea para tu esposo (Génesis 2:18). Su deseo es que seas una mujer sabia que edifica su casa (Proverbios 14:1).

Cuando un matrimonio está dañado es porque el enemigo ha entrado a robar, matar y destruir; pero sabemos que Jesús ha venido para deshacer todas las obras del enemigo de nuestra alma.

Así que, lo primero que hay que hacer en este caso es invitar a Jesús para que esté en medio de ustedes dos en su matrimonio.

Qué debo tener presente para restaurar mi matrimonio

La restauración de un matrimonio no es algo que se dé en una semana ni dos, pero si eres constante, diligente y obediente a la Palabra de Dios seguramente verás la mano de Dios obrando con poder en tu matrimonio.

como restaurar mi matrimonio temas de consejeria cristiana

 

Te comparto unas escrituras bíblicas que podrías empezar a meditar, creerlas, orarlas y ponerlas en práctica:

Eclesiastés 3:15 «Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó». 

Isaías 43:19 NTV «Pues estoy a punto de hacer algo nuevo. ¡Mira, ya he comenzado! ¿No lo ves? Haré un camino a través del desierto; crearé ríos en la tierra árida y baldía».

1 Pedro 3:1-2 «Así también ustedes, las esposas, respeten a sus esposos, a fin de que los que no creen a la palabra, puedan ser ganados más por la conducta de ustedes que por sus palabras, cuando ellos vean su conducta casta y respetuosa».

Marcos 9:23 «Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible».

Te recomiendo que veas una película cristiana de la vida real que se llama “A prueba de fuego” (en inglés “Fireproof”).

Plantea una serie de retos que, junto con la oración de fe, llevan a los protagonistas a la total y completa restauración de su matrimonio. Puedes encontrar la guía en el libro “El desafío del amor” de Stephen y Alex Kendrick.

Querida amiga, si te ha servido este mensaje, ayúdame a compartirlo, porque seguramente hay muchas mujeres que lo necesitan para saber que hay esperanza para salvar su matrimonio. Coméntanos algo, así tenemos la oportunidad de conocerte y saludarte.

Que Dios bendiga tu vida y tu hogar, tu amiga,

Lidia E. Cames

Síguenos en Twitter: @ArcoirisPromesa

 

SÍ HAY ESPERANZA PARA UN MATRIMONIO DONDE EL ESPOSO ES DIFÍCIL

Temas de consejería ¡Puedo tener esperanza?

 

Consulta: 

Mi esposo y yo tenemos 12 años juntos, nunca él ha confiado en mí y casi nunca me ha respetado. Sí es un hombre responsable y muy trabajador; pero es muy celoso y sólo quiere que lo complazca a él en todo. Hace un tiempo tuve un accidente horrible y estuve al punto de perder la vida y el como que nada le hizo cambiar, sólo se preocupó por lo económico y en ocuparme por haber salido ese día. Además no quiere a nadie de mi familia ni les respeta. ¿Puedo yo tener esperanza? Aún con tantas cosas que me faltaron por decir.

Respuesta: Amiga, en la Biblia (que es la Palabra de Dios), está establecido que la esposa esté sujeta a su marido en todo y que el esposo debe amar a su esposa como Cristo ama a la iglesia
(Efesios 5:24,25). Es obvio que tu esposo no te está amando de la forma en que Dios lo ordena en su Palabra.

Pero quiero hablarte de una promesa muy hermosa que hay para las esposas en 1 Pedro 3:1,2:

« Asimismo vosotras,  mujeres,  estad sujetas a vuestros maridos;  para que también los que no creen a la palabra,  sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, considerando vuestra conducta casta y respetuosa».

Te lo muestro en la Nueva Traducción Viviente:

«De la misma manera, ustedes esposas, tienen que aceptar la autoridad de sus esposos. Entonces, aun cuando alguno de ellos se niegue a obedecer la Buena Noticia, la vida recta de ustedes les hablará sin palabras. Ellos serán ganados al observar la vida pura y la conducta respetuosa de ustedes».

Tú eres clave para que tu esposo sea cambiado por el poder de Dios, a través de la obediencia a la Palabra. “Estad sujetas a vuestros maridos” quiere decir “aceptar la autoridad de sus
esposos
”…  

Esto significa tener una actitud que tú decides muy dentro de tu corazón y no tiene que ver solamente con decirle que sí a todo lo que él te ‘ordene’. 

Si tu esposo exige que a todo le digas que sí, y que hagas todo lo que él quiere, yo me imagino que tú así lo haces… Pero ¿qué hay en tu mente y en tu corazón cuando tú haces lo que tu esposo exige?

Muchas veces aceptamos las situaciones porque nos conviene, pero en nuestro interior hay una rebeldía hacia la autoridad del esposo, que no permite que fluya la voluntad de Dios en medio del matrimonio.

Quiere decir, entonces, que es necesario perdonar muchas actitudes de tu esposo, perdonar todo y entregarle a Dios todo el enojo que te pueda provocar su actitud autoritaria. Es decir, tener
un cambio total en tu corazón. 

Claro que esto es más fácil decirlo que hacerlo, pero no es imposible, porque tienes al Espíritu Santo contigo, quien es tu

ayudador, tu consolador, tu guía y quien te enseña todo lo que tú no sabes. 

Necesitas pasar mucho tiempo en la presencia de Dios perdonando y permitiéndole que sane todas las heridas que hay en tu corazón en esta área. Todas las heridas: las pasadas y las presentes.

Recibe todo el amor que Dios te extiende, tómalo, para que con ese amor que Él te da, puedas amar a tu esposo. Te aseguro que Dios irá formando un corazón humilde dentro de ti, que será suficiente para conmover el corazón de tu esposo. Ten fe y paciencia, porque esto toma un tiempo para dar fruto.

Ahora, si has puesto en práctica todo lo expuesto anteriormente, si has sido una esposa respetuosa, sujeta y obediente de corazón… y tu esposo no cambia su actitud para contigo y te sigue tratando mal, entonces, quiere decir que ha decidido endurecer su corazón a la obra transformadora de Dios y está enceguecido para ver tu conducta respetuosa. 

Para estos casos Dios te dice que Él te llamó para que vivas en paz y no para vivir sujeta a servidumbre (1 Corintios 7:15).

También dice en Proverbios 22:3 «El prudente ve el peligro y lo evita; el imprudente sigue adelante y sufre el daño».

Princesa hermosa: La decisión es tuya, recibe un abrazo. Que Dios te ilumine y te dé las fuerzas necesarias. Tu amiga,

Lidia E. Cames

Síguenos en Twitter: @ArcoirisPromesa

Decide agradar a Dios

Imagen y tema de consejería agradar a Dios

 

Consulta: A consecuencia de los horarios del trabajo mi esposo y yo nos distanciamos. Terminamos siendo sólo padres y el amor se escapó por la ventana. Ahora, aun sabiendo que no es lo correcto ante Dios comenzaremos trámites de divorcio. ¿Cómo saber que decidir?

Respuesta: Amada, siento pena por lo que estás pasando en tu matrimonio, porque una separación siempre es triste para toda la familia, no solamente para los esposos. 

Por otra parte, yo creo que sí sabes qué es lo que debes decidir. Desde el momento en que me dices que el divorcio no
es correcto delante de Dios, entonces estás consciente de qué es lo que Él espera de ustedes.

Defiendan su matrimonio, pónganse de acuerdo… recuerden qué fue lo que les enamoró uno del otro y decidan permanecer
juntos. Vayan en oración a la presencia de Dios, pidan ayuda y seguramente Él los volverá a su primer amor con Él y entre ustedes.

Sus hijos les agradecerán. No piensen sólo en ustedes, sino en esos hijos que Dios les ha confiado para cuidarlos, educarlos y enseñarlos a vivir. Esa es una gran responsabilidad que el Señor les ha encomendado.

Te dejo esta palabra de parte de Dios:

«El amor nunca deja de ser». 1 Corintios 13:8

¡Cuidado con el enojo!

imagen y tema de consejería Cuidado con el enojo

¿Por qué debes tener cuidado con el enojo?

Dios no te prohíbe que te enojes porque el enojo es una emoción que forma parte de tu naturaleza, Dios te hizo así: a su imagen y semejanza… en muchas porciones de la Biblia se menciona la ira de Dios. En ninguna parte niega que Dios se enoje… sólo que dice que Él es ‘tardo para la ira’, pero ‘grande en misericordia’ (Éxodo 34:6). Continuar leyendo “¡Cuidado con el enojo!”