Una promesa de amor eterno

una promesa de amor eterno reflexiones de aliento con imágenes arcoiris de promesas

 

El anhelo más grande que tenemos las mujeres es ser amadas con plenitud… deseamos que nos amen a pesar de nuestros errores y nuestras deficiencias.

Por eso, hay muchas que buscan en las personas un amor perfecto y total: en un hombre, en los padres, en los hijos, en las amistades; sin embargo, terminan frustradas porque no lo encuentran, ellas aman y no son correspondidas Sigue leyendo

El Señor te ha elegido

el señor te ha elegido mensajes de aliento con imágenes arcoiris de promesas

 

¿No te invitaron?… ¿No te hablaron?… ¿No te buscaron?… ¿No te
llamaron?…

No permitas que eso te robe el gozo de Dios…

Amiga: No tienes por qué sentirte ignorada u olvidada. Tal vez sientas que a nadie le importas o que no eres capaz de hacer algo bien. O que no harás cosas que trasciendan. Continuar leyendo “El Señor te ha elegido”

Dios te amó primero

dios te amó primero devocionales cristianos reflexiones bíblicas con imágenes

Cuando tienes la revelación de que Dios te amó primero a ti, entonces puedes amarle tú a Él. Cuanto más aceptas y recibes
el amor de Dios para ti, más crece tu amor hacia Él.

Al final del post te comparto el video de un viejo canto que conmueve mucho mi corazón… Habla así del amor de Dios: “…Sabías que iba a dudar, sabías que iba a fallar y siempre me amaste…”. Continuar leyendo “Dios te amó primero”

Jesús, el modelo de amor VIDEO CRISTIANO

 

Jesús es el modelo de amor, porque el amor de Jesús es incondicional, eterno y perfecto. No importa cómo te encuentres o qué hagas, nunca te dejará de amar.Los parámetros de amor que tiene el mundo son egoístas y están determinados por la forma en que se conduce la persona a quien se pretende amar.
Continuar leyendo “Jesús, el modelo de amor VIDEO CRISTIANO”

Señor, necesito un encuentro contigo

Para poder amar a Dios, primero hay que conocerlo… se necesita tener un encuentro cara a cara con su amor, su poder sanador, su bondad y misericordia. Esta oración es como pedir una cita con Dios, para que su amor sea revelado a tu corazón.
Señor, te doy gracias porque tú me has amado desde el
principio de los tiempos. Te agradezco tanto que tu amor no esté determinado
por lo que hago o por las circunstancias, sino porque tú eres amor… tu dulce
amor es incondicional.
Me gusta saber que soy importante para ti y que yo puedo
contar contigo en todo momento.

Hoy quiero expresarte mi necesidad de conocerte… Anhelo
tener un encuentro contigo, donde tu amor se haga una realidad y que haga
vibrar hasta la fibra más íntima de mi ser, para poder disfrutarlo y que mi
corazón se enamore de ti.
Quiero que me atraigas a tu corazón, que me atrapes con tus
cuerdas de amor, de tal manera que para mí sea un placer hacer tu voluntad. Deseo
que se encienda una gran pasión por ti y por tu reino… que el fuego de tu Santo
Espíritu arda en mi corazón y se manifieste en mi obediencia hacia ti y en el
amor a mi prójimo.
Extiendo mis manos hacia ti para que las tomes y me dirijas
a ese momento en que me encuentre contigo y empiece a conocerte para aprender a
amarte con todo mi corazón.

Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.

Ver también:

Tres promesas del amor de Dios

tres promesas del amor de dios reflexiones cristianas con imágenes

Todos sabemos del amor
de Dios
y creemos que es para todos… Es un hecho que Dios nos ama. Pero
parece complicado a la hora de experimentarlo.
Porque para poder recibirlo y sentirlo se necesita fe.

La fe se construye a medida que vas conociendo y aplicando
la Palabra de Dios en tu vida.
Por eso, Dios nos ha dejado en la Biblia muchas promesas de amor incondicional,
incomparable y eterno; para que las conozcamos, las creamos, las abracemos y
las experimentemos.
Hoy te comparto tres hermosas promesas del amor de nuestro
Padre celestial.
Elevo una oración para que sea el Espíritu Santo hablando a tu corazón,
y que, entre tanto que vas leyendo tu fe sea aumentada, de tal manera que
empieces a conocer y vivir el amor de Dios.

¿Estás lista? 

Primera promesa: DIOS, EL PADRE PERFECTO

Segunda promesa: ERES UN TESORO ESPECIAL

Tercera promesa: UN PACTO DIVINO DE AMOR Y BENDICIÓN