¿Vivir o sobrevivir?

vivir o sobrevivir mensaje de aliento arcoiris de promesas

 

En medio de todos los problemas que nos toque vivir, necesitamos elegir la mejor actitud para no tener una vida triste y sin sentido.

La diferencia entre vivir y sobrevivir está marcada por la actitud. Este versículo expresa la decisión del rey David de vivir su vida a plenitud. Él estaba perseguido por enemigos que querían matarlo.  Sigue leyendo

Enfoca correctamente tu mirada

enfoca correctamente tu mirada reflexiones cristianas con imágenes arcoiris de promesas

«Fijemos nuestra mirada en Jesús, pues de él procede nuestra fe y él es quien la perfecciona». Hebreos 12:2

¿Por qué nos conviene poner nuestra mirada en Jesús?

Según este pasaje bíblico, quien da la fe, es Jesús, quien aumenta la fe es Jesús y quien perfecciona la fe es Jesús. Hay una versión que dice que Jesús es el campeón que inicia y perfecciona la fe. Seguir leyendo

Es cuestión de actitud

es cuestión de actitud reflexiones cristianas con imágenes arcoiris de promesas

 

Cuando una crisis te sorprende y rompe la tranquilidad de tu vida, es difícil enfrentarla sólo diciendo: “Es cuestión de actitud”, ¿verdad?

Simplemente no se puede permanecer en calma, ante un diagnóstico médico desfavorable… la pérdida del trabajo… un hijo que se va… un matrimonio que se deshace… o cualquier adversidad repentina. Continuar leyendo “Es cuestión de actitud”

Tres pasos para recibir el gozo de Dios

tres pasos para recibir el gozo de dios mensajes de aliento con imágenes
Recibe de parte de
Dios este mensaje de aliento, te
comparto tres pasos para recibir el gozo
de Dios
en los tiempos de prueba y aflicción.
Es posible que el
día de hoy no encuentres razones que te hagan saltar de gozo… Tal vez la
situación que vives no es como para andar cantando y destilando alegría…
Pero el Señor
quiere que tu contentamiento, tu gozo y tu alegría no dependan de las circunstancias,
sino de Él… porque Él es la fuente de gozo que tenemos nosotros sus hijos.

Hoy es la mejor
oportunidad para que te acerques a Dios, abras tu corazón y pidas ese gozo que
te hace fuerte…
El gozo que viene
directamente de Dios es el que te va a mantener de pie y luchando…
El gozo que Dios da
es un gozo que te da vigor para sostener cualquier situación que puedas estar
viviendo.
Recibe ahora ese
gozo de nuestro Padre y no te debilites dándole lugar a la tristeza, a la queja
o al desánimo.
Te doy tres pasos para recibir el gozo de Dios
en medio de la prueba:
1.- Da gracias a
Dios. Seguramente que en la situación que estás atravesando encontrarás algunas
cosas por las cuales puedes agradecer a Dios. No todo lo que tienes hoy es
malo. Siempre la mano de Dios está contigo, porque sus bondades jamás se agotan,
sino que cada día son nuevas.
2.- Alaba a Dios.
Levanta tu voz para darle gloria a Dios, bendice su nombre; porque Él es tu
Creador… Él es soberano. Dile cuánto le amas (o cuánto deseas amarle). Exáltale
porque de todas estas circunstancias Él te librará y hará que todo se torne
para bien tuyo.
3.- Pide el gozo. Exprésale
a Dios que necesitas sentir el gozo que viene directamente de su mano. Pídele
que te llene hasta que reboses… Dile con fe:
“Señor, recibo tu
gozo abundante. En el nombre de Jesús renuncio a sentirme triste y preocupada…
Te entrego todo lo que me debilita: tristeza, dolor, preocupación, queja,
llanto y desánimo. Gracias por escucharme y responder mi oración”.
~~~~
Yo te aseguro,
amiga, que después de esto, empezarás a sentir un gran contentamiento y de
forma sobrenatural tu ser entero se llenará de la fortaleza que sólo nuestro
Señor puede darte.
Pronto encontrarás
que las promesas de Dios se van cumpliendo una a una en tu vida y en tu
familia.
No olvides comentar
y compartir este mensaje… alguien puede necesitarlo.
Un abrazo con el amor
de nuestro Padre. Tu amiga,
Lidia E. Cames

La humildad ante Dios

Es básica e importante nuestra humildad ante Dios. ¿Qué es esto? 

Humillarnos ante Dios:

  • Es reconocer que Él es soberano y aceptar su gobierno en nuestra vida..
  • Es hacer lo que Él nos dice que hagamos… 
  • Obedecer su Palabra…
  • No es sólo decir “me humillo ante ti, Señor”…
  • Es buscar agradarle con nuestra vida…

Hoy hablaremos de lo que Jesús nos enseñó con sus palabras y con su ejemplo: El perdón.

La otra cara del perdón. Pedir
perdón es tan necesario como el perdonar
. Es necesario que primero aprendamos a
reconocer nuestros errores… 

Por eso, si llevas al altar del templo una ofrenda para Dios, y allí te acuerdas de que alguien está enojado contigo, deja la ofrenda delante del altar, ve de inmediato a reconciliarte con esa persona, y después de eso regresa a presentar tu ofrenda a Dios.” Mateo 5:23, 24

Oremos para que el Espíritu Santo nos convenza de
pecado… así será más fácil porque nos damos cuenta cuando ofendemos a alguien,
el siguiente paso es reunir suficiente humildad y valentía para pedir perdón. 

Un corazón
humilde es algo que nosotros decidimos pero es algo por lo que tenemos que
orar… Ser humilde es una actitud que no es fácil tenerla sin la ayuda del
Espíritu Santo. 

El último paso es buscar la restitución del daño hecho a la
otra persona. Hacer lo posible para que la herida que le causamos con nuestra
ofensa sea sanada. Sólo así Dios va a aceptar nuestras ofrendas de adoración y
entrega a Él.

Tu servicio y adoración a Dios sólo es agradable cuando perdonamos, pero también cuando aprendemos a pedir perdón.

Tanto el perdonar como el pedir perdón son algunos aspectos de la humildad.

¿Qué opinas? 

Comparte este corto artículo si consideras que pueda serle útil a alguien.