Video: Siete consejos bíblicos que ayudan a recibir sanidad

Antes de empezar a enlistarte estos siete consejos bíblicos que ayudan a recibir sanidad, quiero reafirmar algo que ya he escrito en algunos otros posts en este blog:

  •    La sanidad se recibe por fe, porque Jesús clavó todas las enfermedades en la cruz y por sus heridas ya fuimos sanadas 
  •     Dios es nuestro sanador, por lo tanto Él es el único que tiene poder para sanar cualquier enfermedad. 

Sigue leyendo

La Palabra de Dios no vuelve vacía

la palabra de dios no vuelve vacía reflexiones cristianas con imágenes
Es importante que confesemos con nuestra boca lo que la Palabra
de Dios
 dice para nuestras situaciones, porque tiene poder de producir
cambios y de hacerte prosperar en el área de tu vida que lo necesitas. Mira
este pasaje bíblico:
«La lluvia y la nieve descienden
de los cielos y quedan en el suelo para regar la tierra. Hacen crecer el grano,
y producen semillas para el agricultor y pan para el hambriento.
Lo mismo sucede con
mi palabra. La envío y siempre produce fruto; logrará todo lo que yo quiero, y
prosperará en todos los lugares donde yo la envíe
». Isaías 55:10,11
El Señor mismo está diciendo que su Palabra va cumplir el propósito para
el que la habló. No se queda sin surtir efecto, sino que producirá aquello que
Él está diciendo.
Siempre que tú proclames la Palabra de Dios para un área específica de
tu vida, de tu familia, de tu trabajo, de tus relaciones siempre tendrá éxito;
porque es como una orden de Dios para esa situación.
Otra razón por la que es bueno declarar con fe la Palabra de Dios es que
cuando tú la oyes constantemente, tu fe es aumentada y fortalecida.
«Así que la fe es por el oír, y el
oír, por la palabra de Dios
». Romanos 10:17
¿Para qué necesitas una fe grande y firme? Porque tu fe es lo que hace
que la mano de Dios se mueva a tu favor. Cuanto más grande es tu fe, más le
agradas a Dios y ahí es donde las bendiciones fluyen.
«Sin fe es imposible agradar a
Dios. Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe y que él
recompensa a los que lo buscan con sinceridad
». Hebreos 11:6
Te animo para que hoy empieces a aplicar la Palabra de Dios a tus
circunstancias, quiere decir que ahí vas a establecer su voluntad… Son
bendiciones y promesas de Dios para cubrir todos los aspectos
de tu vida, seguro se cumplirán.
Aquí te comparto unas porciones bíblicas que he adaptado como para que
las digas en caso de enfermedad… Es para que tu fe sea aumentada y produzca sanidad en
tu cuerpo. 
No es como una “letanía”… Sino que con tu fe vas generando poder de
Dios. Cada vez que sientas desanimarte en medio de las dolencias, revístete de
fe y proclama la voluntad de Dios para tu salud.
Cristo llevó mis enfermedades y sufrió mis dolores y por su llaga he
sido curada.
Con mi boca bendigo al Señor y Él sana TODAS mis dolencias, y me
rejuvenezco como el águila.
Sé que la voluntad de Dios es que yo tenga salud; así que confieso y
creo que yo tengo mucha salud.
Mi esperanza está en el Señor, por lo tanto afirmo que tengo nuevas
fuerzas, me levanto en alas como las águilas; puedo correr sin cansarme y
caminar sin fatigarme.
Jesús me ha dejado su paz, y no es una paz falsa como la que hay en el
mundo, por eso mi corazón no se altera, ni tengo miedo.
Confieso que Dios me guarda en perfecta paz porque mi pensamiento está
constante en Él, porque en Él he confiado.
Afirmo que Dios no me ha dado espíritu de cobardía o temor, sino de
poder, de amor y de dominio propio. No acepto vivir en temor porque el temor
no viene de Dios.
Isaías 53:4, 5; Salmo 103:2, 5; 3 Juan 2; Isaías 40:29, 31; Juan
14:27; Isaías 26:3; 2 Timoteo 1:7
Los siguientes temas pueden ayudarte y te darán más luz acerca de la
importancia y el poder que hay cuando confesamos lo que dice la Biblia:

Dios sana corazones

dios sana corazones devocionales cristianos con imágenes arcoiris de promesas

Dios va a sanar todas las heridas
del corazón
… Porque cada día se lastima con ofensas, intencionales o no. El corazón es muy delicado… Cualquier ofensa le causa una herida.

«Él sana a los
quebrantados de corazón, y venda sus heridas
». Salmo 147:3

Esas heridas las cubres con enojo para no sentir el dolor, y ahí es donde el orgullo toma lugar
impidiendo que la herida sane.

¿Cuáles son las heridas que más te lastiman? ¿Cómo localizas una herida dolorosa?

La que más enojo te causa… ahí donde te molesta es donde está la herida.

Sería bueno que hoy reconozcas ante Dios que
las ofensas te han dolido… que tu corazón está hecho pedazos. Ya no acumules
heridas, suéltalas… Perdona a quienes te han herido y entrégale tu corazón
completo al Señor. 

Cada herida, cada ofensa… todas… Dios va a sanarlas todas…
Va a reconstruir tu corazón y lo dejará como nuevo… Sí dolerá… Porque las
curaciones siempre duelen.

Una cosa sí te aseguro: Que Dios restaurará tu corazón y lo dejará listo para volver a amar… para tener alegría y volver a disfrutar de la libertad que otorga el perdón.

¿Quieres orar?
“Señor, te entrego mi corazón,
necesita de tus cuidados. Yo perdono todo y a todos por las ofensas que recibí
(sería mejor si le dijeras al Señor los nombres de quienes te ofendieron y le
platiques la ofensa). Creo que tú sanas cada herida. En el nombre de Jesús renuncio al dolor, al enojo, la culpa y todo aquello que me está causando daño. Restáurame conforme a tu
misericordia y bondad.”

Los curaré y los sanaré

los curaré y los sanaré reflexiones cristianas con imágenes
Todo el que acuda al Señor encuentra
sanidad, tanto del cuerpo como del espíritu… No tienes por qué sufrir dolencias
y aflicciones… El Señor siempre está dispuesto a poner su mano en ti y librarte
de todo lo que te atormenta, ya sea enfermedades, miedos, tristezas, soledades
o desilusiones. 
Lo primero que tienes que hacer es creer que Él es Dios amoroso
y que siempre tiene misericordia de ti para levantarte de cualquier situación
que tengas… 
Después búscalo con humildad… acércate a Él pidiendo ayuda… háblale
con esta promesa en tu corazón… es seguro que te escuchará y te responderá
porque Dios no es un Dios que deje de cumplir sus promesas… Él es fiel y hará
lo que dijo que iba a hacer.