¿Vivir o sobrevivir?

vivir o sobrevivir mensaje de aliento arcoiris de promesas

 

En medio de todos los problemas que nos toque vivir, necesitamos elegir la mejor actitud para no tener una vida triste y sin sentido.

La diferencia entre vivir y sobrevivir está marcada por la actitud. Este versículo expresa la decisión del rey David de vivir su vida a plenitud. Él estaba perseguido por enemigos que querían matarlo.  Sigue leyendo

Enfoca correctamente tu mirada

enfoca correctamente tu mirada reflexiones cristianas con imágenes arcoiris de promesas

«Fijemos nuestra mirada en Jesús, pues de él procede nuestra fe y él es quien la perfecciona». Hebreos 12:2

¿Por qué nos conviene poner nuestra mirada en Jesús?

Según este pasaje bíblico, quien da la fe, es Jesús, quien aumenta la fe es Jesús y quien perfecciona la fe es Jesús. Hay una versión que dice que Jesús es el campeón que inicia y perfecciona la fe. Seguir leyendo

El relato del billete arrugado

el relato del billete arrugado mensaje de aliento para la mujer cristiana

Es posible que tú ya conozcas este relato del billete arrugado. Hoy quiero recordártelo porque tiene mucha relación con la forma en que Dios te ve. Aquí está:

Un reconocido conferencista dio inicio a su seminario sosteniendo un billete de $100 dólares. Entonces preguntó a las 200 personas que lo escuchaban, “¿A quién le gustaría este billete de $100 dólares?” Continuar leyendo “El relato del billete arrugado”

Una salvación total y permanente

una salvación total y permanente reflexiones cristianas con imágenes

El único Dios que salva es tu creador… En Él encuentras una salvación total y permanente… Esto es en todas las áreas de tu vida y todo el tiempo. 

Y lo hace sólo por
medio de Jesús… Él lo envió para que muriera en la cruz por ti y por mí, para
salvarnos no sólo de la muerte eterna, sino de cualquier cosa que te esté
atormentando en tu alma. 

Quizá pienses: ¿De qué me va a salvar? Yo ya he aceptado a
Jesucristo como mi Señor y Salvador…

A veces no se trata de que alguna persona te prive de la libertad o que alguien
no te permita moverte, tampoco es que estés con las manos y pies atados… Son
las emociones las que te atrapan, te torturan y no hay manera de
pararlas. 

También te puede aprisionar tu voluntad, la culpa por los pecados pasados
o los pensamientos que el enemigo envía a tu mente.

Tal vez has intentado deshacerte de todo esto tan molesto,
pero te persigue donde quiera que vas… En ocasiones encuentras soluciones
temporales: el trabajo, las relaciones, las compras, los viajes, la iglesia y
más; pero cuando pasa el momento, tu ser interior sigue siendo igual.

Acude a Él, te aseguro que no te rechazará, sólo tienes que creer que serás
libre: el Señor te perdona… te limpia… te restaura… te libera… te consuela… te
prospera… te ama… te sostiene… te da vida eterna. 

Él es el único Dios verdadero, poderoso y amoroso. Es el único que puede
salvarte de todo lo que no te deja crecer y avanzar.

Lo que necesitas para llegar al trono de Dios es creer que
Jesús es el que te limpia de pecado a través de su sacrificio en la cruz… No
hay otro camino, sólo Jesús. Tienes que pasar por el perdón y limpieza de la
sangre de Cristo…

No hay otra forma de presentarte ante Dios; porque no te
puedes acercar a Dios con pecados… Él detesta el pecado.

Te ama a ti, pero tus pecados impiden que Él te atienda, por
eso es necesario creer en lo que su Hijo Jesucristo hizo para perdonarnos y
abrirnos el camino al Padre celestial.

Es por fe… sólo creyendo tienes acceso a la salvación de
cualquier situación, emoción o sentimiento que te roba la libertad.

VIDEO ¿Dónde pones tu confianza?

Lo importante en la solución de conflictos no es lo que tienes a la mano para resolverlos, sino en dónde pones tu confianza para resolverlos.

«Algunos confían en sus carros de
guerra, otros confían en sus caballos, pero nosotros sólo confiamos en nuestro
Dios
». Salmo 20:7
Confiar en carros o en caballos significa
esperar en lo visible, o en lo que tienes a tu alcance:
Las relaciones adecuadas… los negocios más
productivos… el sueldo más completo… salud y energía para trabajar… las
capacidades y habilidades… el poder y la influencia necesarios para obtener lo
que desees…
Tal vez hayas confiado alguna vez en algo
de lo dicho anteriormente. Puedo asegurarte que la mayoría de las veces sales
defraudada.
Es porque todo lo que es terrenal falla… en
algún momento las personas no cubren tus expectativas… el dinero puede
escasear… la salud también se quebranta…
Tampoco quiero decir que no hagas uso de
los recursos y relaciones que Dios te proporciona. La clave está en poner toda
tu confianza en Dios
Lo importante es esperar la ayuda y lass
soluciones de la mano del Señor. Aunque tengas todo para solucionar tus
asuntos, siempre debes poner tu fe en Dios, creer que la bendición viene de su
mano y no de tu propia fuerza o sabiduría, tampoco de las personas o de las
riquezas.
El único fiel, poderoso y eterno es nuestro
Dios sobrenatural. Pon tu mirada en Él:
Si tienes, dale todo el mérito a Él… si no
tienes, espera todo de Él… Nunca te fallará.
La mejor decisión es confiar totalmente en
el Señor. Quitar los ojos de lo temporal y ponerlos en lo eterno… Poner la
mirada en las cosas de arriba.  

Estás en los sueños de Dios

estás en los sueños de dios reflexiones cristianas con imágenes

Estás en los sueños de Dios… ¡Eres
todo un gran personaje!… ¿Te imaginas?… ¿Estar en los sueños del gran Dios
Todopoderoso?
Dios te eligió para que fueras
especial, soñó con todas aquellas cosas que harían juntos tú y Él… te creó con
ilusión en sus ojos y con mucho amor en su corazón.
Ya se maginaba ese momento cuando tú
te acercarías a decirle con toda sinceridad: 

“Papito, tú eres mi Dios, y quiero
ser lo que tú soñaste que yo sería… quiero hacer todas esas cosas que tú planeaste
para que yo hiciera. Gracias por soñar conmigo… Te amo, mi Señor”.

Así que no hay nada que te haga
sentir sin importancia, porque eres importante para Dios, eres una joya valiosa
en sus manos y Él te ama con amor eterno… desde antes de la creación del mundo.
Entonces…
Levanta tu cara… Párate firme…
Camina con seguridad… Siéntete importante… Créete valiosa… Acéptate como hija especial de Dios… Eres el sueño de Dios hecho realidad.
«Desde antes de crear el mundo Dios
nos eligió, por medio de Cristo, para que fuéramos sólo de él y viviéramos sin
pecado. Dios nos amó tanto que decidió enviar a Jesucristo para adoptarnos como
hijos suyos, pues así había pensado hacerlo desde un principio». Efesios 1:5-4