Video: Un día para el Señor

Apartar un
día para el Señor
es algo que no debería causarnos un conflicto… o darnos
motivos para discusión: Dios manda que le dediquemos un día para adorarle.

Yo pienso
que lo importante no es el nombre del día ni tampoco el lugar… Porque Dios sabe
de las necesidades de nuestro tiempo, ya sea por el horario y/o calendario de
trabajo o por las condiciones de la ubicación de tu trabajo.

A Dios le importa tu corazón, tu entrega y tu adoración. Lo que Él desea es que un día a la semana te dispongas a ir a su presencia para adorarle
y para leer y meditar su Palabra.

No es que el
Señor tenga problemas de estima y necesite sentirse importante con tu
adoración… Lo que Él quiere es renovar tus fuerzas, confortar tu alma y quitar
las cargas que te agobian durante la semana.

Leer: Santifica tu día de descanso

A ti y a mí
nos conviene separar un día para el Señor… Somos nosotras quienes necesitamos
de ese descanso ante su altar.

La reunión
con los creyentes en la congregación es para animar nuestra fe y para recibir
mayor bendición durante la adoración conjunta. La finalidad de congregarse en
una comunidad cristiana es que tu espíritu se anime y se alimente. 

Leer: Alimentar el ánimo espiritual


Amiga, cualesquiera
que sean las condiciones de tiempo y lugar, no descartes pasar un tiempo de
acercamiento con tu Creador… Él merece toda honra y toda gloria… Él es digno de
ser adorado, exaltado y glorificado.

Lecturas para meditar: Salmo 5:7; Salmo 100:1; Salmo 115:1; Hebreos 10:25


¿Qué piensas tú? Coméntanos y comparte este artículo.
Dios te
bendiga y te guarde,
Lidia E.
Cames

Vivir en integridad

vivir en integridad devocionales cristianos con imágenes arcoiris de promesas
La integridad que a Dios le agrada
significa honestidad y sinceridad… Pero no se refiere a lo que aparentas ser… la
integridad se lleva en la mente y el corazón. No se trata de esforzarse en la perfección todo el tiempo.
Una persona íntegra no es una persona perfecta, es alguien que siempre procura hacer lo correcto; pero que reconoce cuando falla… es la misma persona en el trabajo, en la casa, en la iglesia… su conducta es igual aun en medio de personas que no lo conocen.

No tiene una personalidad oculta.

La integridad empieza en la presencia de Dios, por eso el salmista dice:
«Entenderé
el camino de la perfección cuando vengas a mí. En la integridad de mi corazón
andaré en medio de mi casa».” Salmo 101:2
Dios ya está en nosotros por medio de Jesús… es el Espíritu Santo viviendo en nuestro corazón… Con Él empezaremos siendo sinceros confesando nuestras fallas… exponiéndole nuestros errores, sabiendo que nos perdona, nos limpia y nos perfecciona.
Él nos va a enseñar y a guiar a lo justo, lo honesto, lo puro, lo verdadero. El Espíritu de Dios transforma las motivaciones de
nuestro corazón cuando nos entregamos a su obra… Nos da un corazón nuevo.
Relájate y déjate conducir por el
precioso Espíritu Santo… escucha, obedece su voz y la integridad va a fluir de manera natural a través de ti.
Cuando entres en este proceso, el arcoiris de
promesas
que Dios tiene para ti empezará a cumplirse; porque hay muchas
promesas que dejó establecidas para los íntegros de corazón.
Oramos:
“Precioso Espíritu Santo, gracias por hacer tu habitación en mi ser. Te pido que controles mis pensamientos, mis sentimientos, mis palabras y mis acciones; porque deseo tener una vida íntegra. Ayúdame a reconocer mis errores y a practicar la integridad que a Dios le agrada. Capacítame para escuchar tu voz en el momento oportuno y dame la fuerza necesaria para obedecer. En el nombre de Jesús”.

Adorar ante el nombre de Jesús

adorar en el nombre de jesús reflexiones cristianas con imágenes

 

Al escuchar el nombre de Jesús nuestra actitud debe ser de adoración… porque es el más importante de todos los nombres. Dios le concedió a Jesús ese privilegio, por su humildad y obediencia… es seguro que llegará el día en que todo ser viviente se doblará al pronunciarse este dulce y poderoso nombre.

El día domingo ha sido elegido por muchos creyentes para reunirse a adorar al Rey de reyes… para postrarse en adoración al oír el nombre de Jesús (porque es el día de descanso, porque es el primer día de la semana o por la razón que sea). 

Lo importante es hacerlo con verdadera convicción de que Jesucristo es el Rey y que Él es digno de recibir alabanza y adoración.

Estaría excelente que en tu próximo descanso puedas unir tu alabanza y adoración con otros creyentes… pero si no puedes hacerlo en grupo, hazlo en donde estés: si estás trabajando, viajando, con la familia, si estás en cama, no importa lo que estés haciendo. 

Ah! Tampoco importa el día… todos los días, en todo lugar y desde tu corazón, puedes adorar a Jesús, solo con recordarlo o al oír mencionar su nombre.

Alabemos a Dios en la congregación

imagen y reflexión Alabemos Dios congregación

No te quedes sin ir a tu
congregación… Hay una gran bendición en la reunión de los que aman al Señor. 

Él
se agrada de toda alabanza y adoración que sus hijos le rinden; pero cuando le
alabas junto con tus hermanos, derrama bendición y vida eterna… 

¿Sabes por qué
le rendimos honra y gloria?

Alabamos a Dios por su grandeza y su amor para con nosotros; porque Él es digno. 

Porque gobierna sobre todo cuanto hay en la
creación. 

Nos rendimos ante Él en alabanza y adoración… Nos unimos al coro de
ángeles: 

¡SANTO! ¡SANTO! ¡SANTO! ¡ERES NUESTRO REY ETERNO! ¡¡ALELUYA!!

¡Alabemos a Dios con alegría!

Imágenes con versículos bíblicos Alabemos a Dios con alegría

«Adoren con alegría al Señor; vengan
a él con canciones alegres.

Reconozcan que el Señor es Dios; él
nos creó y le pertenecemos. Nosotros somos su pueblo, ovejas de su prado.

Entren por sus puertas con canciones
de agradecimiento, y a sus patios con canciones de alabanza. Agradézcanle y
bendigan su nombre.

Porque el Señor es bueno; su fiel
amor es para siempre, de generación en generación». Salmo 100:2-5

«Dios es nuestra luz. ¡Llevemos
flores al altar y acompañemos al pueblo de Dios!

Tú eres mi Dios; por eso te doy
gracias y alabo tu grandeza». Salmo 118:27,28