Dios Santo, recibe mi adoración

Reflexiones cristianas con imágenes Dios Santo, te rindo mi adoración
Reconoce que el Señor es tu Dios Santo, Él te creó, te escogió, te
santificó y te puso nombre. Determina que nada te separará de Él, ni de su
amor. Dios tiene planes de bien para tu vida y seguro que cumplirá su propósito
en ti, porque Él nunca abandona la obra de sus manos.

«Yo soy el Señor, tu Santo, el Creador y Rey de Israel». Isaías 43:15

Ríndete a Él… entrégale todo tu ser,
lo que eres y lo que tienes… al fin que todo lo has recibido de Él. 

Deja que
sea quien te gobierne, que supla tus necesidades… deposita toda tu confianza y
atrévete hoy a darle una adoración
radical… adorarlo sólo porque es tu Dios
Santo
, tu Creador y tu Rey…

Adórale!:

“Te adoro mi Dios, sólo porque tú
eres mi Hacedor, porque eres Rey de Majestad y tu gloria llena toda la tierra. 

Enséñame a amarte más a ti que a las bendiciones que me das… y aunque no me
dieras ninguna bendición, quiero permanecer a tu lado, adorándote sólo porque
eres mi Creador y mi dueño. 

No quiero separarme de ti… no podría vivir sin tu
amor. Dirige mi vida… te entrego mi ser entero y haz tu voluntad en mi vida,
para tu gloria. En el nombre de Jesús. Amén.”

Gracias, Padre Dios

imagen y reflexión de aliento Gracias Padre Dios

 

«Jesús les respondía: Mi Padre aún hoy está trabajando, y yo también trabajo». Juan 5:17 

Dios Padre trabajando junto con su Hijo. Aparte de ocuparse
de la salvación de tu alma, la firmeza de tu fe, la sanidad de tu cuerpo, la restauración de tu familia, la prosperidad de tus finanzas; también está pendiente de otros detalles importantes:  Continuar leyendo “Gracias, Padre Dios”

Alabemos a Dios en la congregación

imagen y reflexión Alabemos Dios congregación

No te quedes sin ir a tu
congregación… Hay una gran bendición en la reunión de los que aman al Señor. 

Él
se agrada de toda alabanza y adoración que sus hijos le rinden; pero cuando le
alabas junto con tus hermanos, derrama bendición y vida eterna… 

¿Sabes por qué
le rendimos honra y gloria?

Alabamos a Dios por su grandeza y su amor para con nosotros; porque Él es digno. 

Porque gobierna sobre todo cuanto hay en la
creación. 

Nos rendimos ante Él en alabanza y adoración… Nos unimos al coro de
ángeles: 

¡SANTO! ¡SANTO! ¡SANTO! ¡ERES NUESTRO REY ETERNO! ¡¡ALELUYA!!

Alabemos a Dios en todo tiempo

Reflexiones cristianas con imágenes Alabemos a Dios en todo tiempo

Alabemos a Dios siempre, sin
detenernos a analizar si las circunstancias son favorables o si son contrarias…
Es necesario que siempre nuestra boca se abra para dar una alabanza a nuestro
Creador.

Cuando las cosas no te van como tú
lo esperas, tal vez se te complica un poco la alabanza; pero justo en ese
momento es cuando tú decides ofrecer un ‘sacrificio de alabanza, fruto de
labios que confiesan su nombre’ (Hebreos 13:15). 


Porque la majestad, soberanía
y poder de Dios no dependen de tus situaciones. Él es Dios en todo tiempo… para
siempre está sentado en su trono reinando sobre toda su creación.

Sea cual sea tu situación, alábale
con tu boca y con tu corazón… Dale gracias porque es tu Dios y tiene cuidado de
ti. Tu corazón y tu entendimiento  empezarán a inundarse de una gran paz que
sobrepasa todo entendimiento… Y el gozo del Señor llenará tu ser. 

Te aseguro
que esto es mucho mejor que preocuparte y deprimirte por lo que estás viviendo.

Alaba y bendice el Nombre del Señor

Reflexiones cristianas con imágenes Alaba y bendice el nombre del Señor

Dios merece que le alabes y que
exaltes su nombre. 

No hay otro Dios que haga planes desde tiempos antiguos y
los lleve a cabo justo en el momento preciso. 

Sus admirables promesas son
firmes, maravillosas, fieles y verdaderas…

Todo lo que el Señor planeó desde
antes de la fundación del mundo se ha ido cumpliendo… cada día podemos ver su
fidelidad y su mano cuidadosa para con sus hijos que le aman.


Razones sobran para rendirle toda la
gloria y la honra, cada minuto de nuestra vida y por siempre. Él es digno de
recibir el honor, suyo es el poder, las riquezas, el reino… suyos somos, porque
Él nos ha creado para la alabanza de su gloria.

No te quedes hoy en casa… si tienes
oportunidad de congregarte con una comunidad cristiana, no la desaproveches.
Únete en alabanza y adoración al único Dios que lo merece todo.