Una cazadora de promesas, primer paso

una cazadora de promesas primer paso mensaje de aliento

¡Hola amiga!

Seguramente tú ya decidiste ser una cazadora de promesas. Aplaudo tu decisión, porque este será el inicio de la transformación de tu vida y tu familia. Así que hoy te muestro el primer paso para empezar a perseguir promesas divinas.

Antes de empezar la caza, necesitamos tener una preparación. Por eso te comparto este versículo de la Biblia… Esta es la clave para iniciar nuestro proceso.

Tú y yo necesitamos creer que cada promesa de Dios se cumplirá en nuestra vida, siempre y cuando aceptemos que Jesucristo es quien las hace posibles.

Si tú ya eres seguidora de Jesucristo, sólo tienes que afirmar tu fe creyendo que eres candidata para recibir todas las promesas que se encuentran en la Biblia.

No importa que ya tengas mucho tiempo en el camino de Dios, amiga. Siempre necesitamos recordar que por medio de Cristo tenemos acceso a todo lo que nuestro Padre promete en su Palabra.

Es conveniente que abras tu corazón en todo momento y recordar esta verdad que te ofrece la Biblia. Sobre todo en los tiempos de dificultad; porque cuando tenemos situaciones muy complicadas, tendemos a la preocupación y al desespero.

Toma la decisión de creer que las promesas de Dios se cumplirán en las situaciones que estés atravesando. Tienes a Cristo en tu vida y eso es suficiente para creer y no darle espacio a las emociones y sentimientos negativos.

Muchas promesas fueron dirigidas al pueblo de Israel, pero con el sacrificio de Jesús en la cruz, se hacen efectivas para nosotras que no somos judías.

Primer paso para ser una cazadora de promesas:

Entonces, lo primero que tenemos que decidir es: Aceptar a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, porque Él es quien nos reconcilia con el Padre. Nos limpia de pecado para poder acercarnos a Dios. Si no lo has hecho, puedes hacerlo ahora mismo con esta oración:

“Señor Jesús, creo que eres el Hijo de Dios y que tu sacrificio en la cruz me da el perdón de pecados. Reconozco que he pecado; pero hoy te pido perdón y lo recibo para vivir en libertad. Declaro que desde hoy tú eres mi Señor y Salvador. Te pido que dirijas mi vida hacia el propósito que Dios tiene para mí. Gracias, mi Señor Jesucristo”.

Después de esta oración de fe, elige creer que todas las promesas de Dios se harán realidad en tu vida, por tener a Cristo en tu corazón.

Querida amiga, cuando decides ser una cazadora de promesas siempre tienes presente que «TODAS LAS PROMESAS QUE DIOS HA HECHO SE CUMPLEN POR MEDIO DE JESUCRISTO». Decláralo con tu boca. En voz alta, de tal manera que te escuches diciéndolo, porque la fe viene por el oír la Palabra de Dios (Romanos 10:17)

Siéntete en la libertad de comentar y compartir este mensaje en las redes sociales de tu preferencia. Así podemos bendecir a más mujeres que deseen convertirse en cazadoras de promesas, para la gloria de Dios.

Que Dios bendiga tu vida, querida cazadora, tu amiga,

Lidia E. Cames

Síguenos en Twitter: @ArcoirisPromesa

(Visited 1 times, 10 visits today)

2 opiniones en “Una cazadora de promesas, primer paso”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *