Pase lo que pase mantén la calma

pase lo que pase mantén la calma mensajes de aliento con imágenes arcoiris de promesas

Pon tu día hoy en manos del Señor y pase lo que pase mantén la calma, porque Dios está cuidando cada detalle, cada paso que das, cada circunstancia que pase…

«Aunque un ejército acampe contra mí,  no temerá mi corazón; aunque contra mí se levante guerra, yo estaré confiado». Salmo 27:3

Echa fuera de tu vida el miedo. Encomienda tu vida, tu familia, tu trabajo y todo lo que te preocupa en la fortaleza de Dios… Declara con fe lo que el salmista dijo:

«El Señor es mi fortaleza y me protege del peligro, entonces ¿por qué habría de temblar?». Salmo 27:1b

No importa lo que se esté tramando en tu contra, Dios está ahí para torcer los planes del enemigo para hacerte daño.

Veas lo que veas, oigas lo que oigas, sientas lo que sientas, mantén tu voluntad firme en creer y acudir al Dios que te ha librado de la muerte eterna. El Señor está contigo cuidándote.

«Aun cuando yo pase por el valle más oscuro, no temeré, porque tú estás a mi lado». Salmo 23:4a

Toma la decisión de desechar el miedo y elige no temer. Confía en que Dios estará obrando a tu favor siempre.

Oramos:

“Padre Dios: Hoy pongo toda mi esperanza en ti, decido que tú eres quien guarda mi vida y mi familia. Gracias, Señor, porque puedo confiar en tu cuidado y amor… no tengo miedo y confío totalmente en ti porque tú me salvas de mis enemigos… Tú eres mi seguridad y mi fortaleza. En el nombre de Jesús. Amén”.

Querida amiga lectora, coméntanos si has experimentado temor y cómo lo has superado… y no olvides compartir este post en tus redes sociales, tal vez le sirva a alguien.

Dios te bendiga,

Lidia E. Cames

(Visited 142 times, 2 visits today)

2 opiniones en “Pase lo que pase mantén la calma”

  1. GRACIAS DIOS POR QUE EL ENEMIGO EN ESTE. DÍA. A QUERIDO. APLASTAR ME ME E SENTIDO MAL EN MI CARNE PERO TI. DIOS ME HAS LEVANTADO GRACIAS. AMADO. DIOS. ALELUYAAAAAA

    1. ¡Amén! En el nombre de Jesús eres sana querida Elena… Que el Espíritu Santo vivifique tu cuerpo y que fluya para ti la vida en abundancia que Jesús vino a darnos. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *