Promesa de protección contra tramposos

promesa de protección contra tramposos promesas bíblicas con imágenes

 

El cuidado de Dios para con sus hijos, incluye librarte de los tramposos… Mi esposo y yo somos testigos de la forma en que el
Espíritu Santo avisa de peligros disfrazados que el enemigo construye para robar las bendiciones.

Hace un tiempo, fuimos a vacacionar en un pequeño pueblo mágico, colonial y muy antiguo (de paso te cuento que es muy hermoso y pintoresco); aquí en mi hermoso México.

En la noche del día que llegamos, alrededor de las 10 de la noche, el encargado del hotel tocó a nuestra habitación, diciendo que mi esposo tenía una llamada en la administración. La persona que estaba al otro lado de la línea se dirigió a mi esposo por su nombre y se identificó como empleado de la Policía Estatal.

Le decía que nuestro coche estaba en un lugar cerca de ahí, sin placas y que se veía sospechoso, por lo tanto tendría que ir en ese momento a identificarlo. Mientras hablaba esta persona, mi esposo percibió algo muy raro, porque en ese pueblo no tenemos conocidos. Nadie sabía que nosotros estábamos en ese hotel; además, el coche estaba resguardado en el estacionamiento del hotel.

Mi esposo le contestó:

“No creo que sea mi coche, porque lo guardé en el estacionamiento del hotel”.

El supuesto policía le dijo:

“Entonces, respóndame algunas preguntas de rutina, para asegurarnos de que todo está bien”.

Más extraño le pareció. En ese momento le viene una idea: “Cuidado, es una trampa”.

Mi esposo contestó que no iba a responderle ninguna pregunta, y colgó el teléfono.

Esa noche fuimos a dormir confiando en las promesas de protección que Dios nos ha dado. Al otro día decidimos salir de ese lugar, dando gracias a Dios por permitir que mi esposo escuchara al Espíritu Santo avisándole sobre el peligro que había detrás de esa llamada.

Ayer encontré este pasaje que me recordó la experiencia de nuestras vacaciones:

«El Señor te librará de las trampas del cazador». Salmo 91:3

La versión Reina Valera dice: «Él te librará del lazo del cazador»; pero miré en varias versiones: “Él puede librarte de trampas ocultas”… “peligros escondidos”… “Te salvará de toda trampa”… “peligros ocultos”.

Mi esposo y yo siempre supimos que fue el Espíritu Santo quien le advirtió que no saliera y le alertó para que no diera ninguna información que fuera ser usada para perjudicarnos; pero ahora aseguramos que es una de promesa de protección que Dios nos ha dado específicamente para estos casos.

Aun cuando tú no veas el peligro… aunque el ataque esté disfrazado de algo “inocente”… El Espíritu Santo conoce las malas intenciones y siempre te hará saber que es una trampa y no permitirá que nadie te robe las bendiciones que el Señor te ha
dado.

No permitas que las circunstancias te alteren… mantén la calma y pon mucha atención, porque sólo así podrás percibir el susurro del Espíritu Santo, hablándote para librarte de los tramposos. 

(Visited 96 times, 9 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *