Dos promesas de Dios que cambian la vida

dos promesas de dios que te cambiaran la vida mensaje de aliento para la mujer cristiana

En el mensaje de hoy te comparto dos promesas de Dios que cambiarán tu vida y tu relación con Él. Esto sucederá solo si las crees con todo tu corazón, por lo tanto, prepárate para aumentar tu fe en la Palabra de Dios.

Son hermosas promesas de Dios establecidas para su pueblo. Son para ti y para mí porque nosotras somos su pueblo.

«Ciertamente traeré de regreso a mi pueblo de todos los países adonde lo esparcí en mi furor. Lo traeré de regreso a esta misma ciudad para que viva en paz y seguridad. Ellos serán mi pueblo y yo seré su Dios.

Les daré un solo corazón y un solo propósito: adorarme para siempre para su propio bien y el bien de todos sus descendientes. Y haré un pacto eterno con ellos: nunca dejaré de hacerles bien. Pondré en el corazón de ellos el deseo de adorarme,  y nunca me dejarán. Me gozaré en hacerles bien, y con fidelidad y de todo corazón los volveré a plantar en esta tierra». Jeremías 32: 37-41 NTV

Las promesas y su aplicación

Estas son dos promesas de Dios para ti:

1.- Dios pondrá en tu corazón el deseo de adorarle. Ya no tendrás que hacerlo como una obligación o un ritual sin amor, porque Él mismo te dará un corazón que quiera estar cerca de Él y no apartarse jamás.

Te hará mucho bien leer este mensaje: Dame un nuevo corazón

2.- Dios se compromete a no dejar nunca de hacerte bien. Este es un pacto eterno: Todo el tiempo Él estará dispuesto a hacerte bien. Además, para Dios es un gozo hacerte bien. Dios se deleita en bendecirte y suplir todas tus necesidades; porque eres su hija amada.

Si has estado pasando por tiempos difíciles, por situaciones muy duras, o tal vez has tenido malas noticias, quiero decirte de parte de Dios que hay una restauración y bendición eterna para ti y para tu familia.

No tienes que estar dudando si Dios quiere bendecirte, ni tampoco necesitas ‘torcerle el brazo’ para que te haga caso. No es así la naturaleza de Dios.

Dios te dice hoy: Yo voy a hacerte bien, voy a atraerte y poner mi corazón en el tuyo. Pondré mi gloria en todo lo que está
sucediendo ahora y lo que ves sin solución y en oscuridad, se tornará en bendición y claridad en tu vida. 

Requisitos para obtener estas promesas de Dios:

Lo que a ti te toca hacer está descrito en el versículo 38:

1.- «Ellos serán mi pueblo y yo seré su Dios». Tú eres su pueblo, sólo
tienes que decidir que Él sea tu Dios en quien deposites toda tu confianza.

Y en el versículo 39:

2.- «Yo les daré un solo corazón y un solo camino, para que me teman perpetuamente, para bien de ellos y de sus hijos». Temer a Dios no significa que le tengas miedo; sino que le respetes, le ames, le rindas reverencia, le obedezcas y le adores. De paso, aquí va otra promesa: también tus hijos serán beneficiados.

Amiga querida, recuerda que las promesas de Dios son eternas y verdaderas. Búscalas, créelas y tómalas, porque Dios se complace en bendecirte. 

Comprométete hoy con Dios para que Él sea el único Dios que
adores y honres por siempre… Él se gozará en bendecirte cada minuto de tu vida y también le hará bien a tus hijos.

No dejes de comentar y compartir este mensaje, para que sea de bendición a muchas mujeres más. Que Dios te bendiga siempre, tu amiga,

Lidia E. Cames

Síguenos en Twitter: @ArcoirisPromesa

 

(Visited 14 times, 1 visits today)

4 opiniones en “Dos promesas de Dios que cambian la vida”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *