Que tu oración sea constante

que tu oracion sea constante reflexión cristiana de aliento

 

La Biblia nos instruye que en medio de los problemas (por muy grandes y difíciles que sean, nos conviene la oración constante. Orar siempre y en todo lugar. Aquí un versículo:

«Mañana, tarde y noche, no dejaré de rogarle; Él habrá de escucharme!». Salmo 55:17

Resultados de una oración constante

Siempre que le platiques a Dios tus preocupaciones y le pidas para que Él levante la carga de tus hombros, sucederán dos cosas:

Uno, la preocupación ya no te atormenta; y dos, la solución llega de parte de Dios de manera sorprendente y sobrenatural. 

En todo tiempo Dios trae paz a tu corazón y se encarga de todo aquello que tú necesitas.

Pero no siempre te da la respuesta inmediata, a veces es necesario clamar durante un tiempo y perseverar en la oración. Esta es la oración constante. La que no se desanima y no desiste.

Si este es tu caso no desesperes, sigue yendo a la presencia de Dios, porque ahí encontrarás esa paz para tu corazón mientras llega la respuesta a tus oraciones. 

Por sobre todas las cosas debes mantener tu seguridad en Dios. Por nada del mundo dejes de clamar, confía en su respuesta, porque Él siempre oye y responde. 

Amable lectora procura que tu oración constante elimine las preocupaciones de la vida, de esa forma podrás gozar de total bienestar.

Síguenos en Twitter: @ArcoirisPromesa

(Visited 121 times, 2 visits today)

Una respuesta a “Que tu oración sea constante”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *