Alabemos a Dios en medio de la congregación

alabemos a dios en medio de la congregacion mensaje de aliento para la mujer cristiana
Alabemos a Dios en medio de la congregación de todos sus hijos. Hagámoslo como dice la Palabra de Dios: «…con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente…» (Mateo 22:37).

Vamos a alabar al Señor porque ha sido bueno con nosotros, nos ha bendecido, nos ha favorecido y nunca nos ha abandonado. 

Éstas son sólo unas pocas razones para alabarle; pero la principal razón para alabarle siempre es porque Él es Dios Creador, el Rey del Universo, el Todopoderoso.

Alabemos a Dios con libertad

No te detengas para darle honra y gloria delante de todos tus hermanos en tu comunidad cristiana. Con la libertad que te da el Espíritu Santo alábalo con cantos, palmadas y danzas.

Que no te importe si hay demasiadas personas o quién te está viendo. Lo que verdaderamente importa es que el Rey te vea alabándole y adorándole con un corazón sincero. De todos modos, todos en la congregación van a lo mismo que tú: a rendirse a Dios en adoración.

Sólo piensa en las bondades que ha tenido para contigo. Que sea más fuerte tu agradecimiento a Dios, que la preocupación del “qué dirán” los demás. Ellos no dirán nada, porque también están conectados con la presencia de Dios.

En el nombre de Jesucristo, tú puedes hacerlo, Él se lo merece, porque Él es digno de recibir toda la gloria, toda la honra y toda la alabanza.

Querida amiga, alabemos a Dios hoy. Prepárate y alienta a tu corazón a disponerse para la adoración en la congregación. Si lo crees conveniente, comparte este mensaje con tus contactos en las redes sociales. De ese modo, se animarán para ir a su comunidad cristiana a alabar a Dios.

Que tengas un día lleno de la presencia de Dios, tu amiga,

Lidia E. Cames

Síguenos en Twitter: @ArcoirisPromesa

 

(Visited 7 times, 2 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *