El Señor te sostiene

Gracias Padre celestial, porque estás
al cuidado de mí. He dormido con la confianza de que mi vida está en tus manos
y que mientras descansaba, tus ojos vigilantes no se apartaban de mí… hoy he
abierto mis ojos a un nuevo día por tu preciosa voluntad.Reconozco que tú
sostienes mi vida en tus manos y que todo lo que yo enfrente hoy será para mi
crecimiento… hoy deseo acercarme hacia el propósito que has planeado para mi
vida.

Pido tu dirección para tomar decisiones correctas y que tu amor, gozo y
paz no se aparten de mí en este día… Me tomo de tu mano y sé que no habrá nada
que contigo no pueda superar. En el nombre de Jesús. Amén.

(Visited 6 times, 5 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *