Video: Un día para el Señor

Apartar un
día para el Señor
es algo que no debería causarnos un conflicto… o darnos
motivos para discusión: Dios manda que le dediquemos un día para adorarle.

Yo pienso
que lo importante no es el nombre del día ni tampoco el lugar… Porque Dios sabe
de las necesidades de nuestro tiempo, ya sea por el horario y/o calendario de
trabajo o por las condiciones de la ubicación de tu trabajo.

A Dios le importa tu corazón, tu entrega y tu adoración. Lo que Él desea es que un día a la semana te dispongas a ir a su presencia para adorarle
y para leer y meditar su Palabra.

No es que el
Señor tenga problemas de estima y necesite sentirse importante con tu
adoración… Lo que Él quiere es renovar tus fuerzas, confortar tu alma y quitar
las cargas que te agobian durante la semana.

Leer: Santifica tu día de descanso

A ti y a mí
nos conviene separar un día para el Señor… Somos nosotras quienes necesitamos
de ese descanso ante su altar.

La reunión
con los creyentes en la congregación es para animar nuestra fe y para recibir
mayor bendición durante la adoración conjunta. La finalidad de congregarse en
una comunidad cristiana es que tu espíritu se anime y se alimente. 

Leer: Alimentar el ánimo espiritual


Amiga, cualesquiera
que sean las condiciones de tiempo y lugar, no descartes pasar un tiempo de
acercamiento con tu Creador… Él merece toda honra y toda gloria… Él es digno de
ser adorado, exaltado y glorificado.

Lecturas para meditar: Salmo 5:7; Salmo 100:1; Salmo 115:1; Hebreos 10:25


¿Qué piensas tú? Coméntanos y comparte este artículo.
Dios te
bendiga y te guarde,
Lidia E.
Cames

Video: Una oración completa

¿Quieres hacer una oración completa que traiga un cambio a tu vida?
«E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió». 1 Crónicas 4:10
Jabes fue un hombre que no se conformó con el destino que le daba el significado de su nombre:
«…Su madre lo llamó Jabes, diciendo: Por cuanto lo di a luz en dolor». 1 Crónicas 4:9b
Jabes significa dolor. En esos tiempos el nombre de un niño marcaba su destino en la vida. Pero Jabes oró al Dios de Israel… al Todopoderoso… al único que puede cambiar la maldición en bendición.
La oración que hizo este hombre fue muy pequeña, pero poderosa para abarcar todas las áreas que él necesitaba para que su vida fuera transformada. Hoy te la comparto, porque esa oración es la que necesitamos hacer tú y yo todos los días.
Sólo son cuatro frases que podrían hacer la diferencia  en tu vida:
1.- ¡Oh, si me dieras bendición… Empieza pidiendo bendición. La bendición que Dios tenga destinada para ti… no la que tú deseas. Porque la bendición de Dios es la que enriquece y no trae tristeza con ella (Proverbios 10:22) Atrévete a orar por bendición abundante, la que el Señor quiera darte… Créeme que será mucho mejor que lo que tú crees que necesitas. 

2.-…Y ensancharas mi territorio… Esto
significa: Pide a Dios más trabajo y que te capacite para hacerlo… Que aumente
tus oportunidades para prosperar. Él convertirá tus debilidades en fortalezas y
extenderá tu zona de influencia. Ora para que el Señor te use para extender tu
reino, te llene de su gracia y favor para que a través de ti su nombre sea
glorificado.
3.-… Y si tu mano estuviera conmigo… La mano de Dios contigo es su
poder actuando a tu favor. El poder de Dios lo tienes por el Espíritu Santo que
está en ti. Él es tu ayudador. Pide a Dios que cada día te llene con una unción
fresca de su Espíritu y tendrás la mejor ayuda, la guía más completa y una gran
fortaleza para emprender todo lo que Dios te pone para hacer. Con la mano de
Dios en tu vida podrás ver milagros en tu diario vivir para la gloria de Dios.
4.-… Y me libraras de mal para que no me dañe… Pide a Dios que te proteja, no
sólo de los peligros, amenazas y ataques de las personas o las situaciones
adversas; sino que te mantenga alejada del dolor y sufrimiento que vienen del
pecado. Ora para que Dios te proteja de aquellas tentaciones del enemigo que te
pueden hacer caer fácilmente… Que guíe tus pasos para apartarte de todo aquello
que no viene de su mano.
CONCLUSIÓN:
Y le otorgó Dios lo que pidió. En el
versículo 9a dice: Y Jabes fue más
ilustre que sus hermanos
… No tuvo que vivir una vida de dolor, sino que su
oración cambió un destino patético en una existencia de importancia y
honorabilidad.
Amiga, ¿te
animas a ser la versión femenina de Jabes en este tiempo para bendición de tu
familia? Te animo a que desde ahora comiences a orar con fe… Creyendo que Dios
te responderá igual como lo hizo con Jabes.
No olvides
dejarnos un comentario para enriquecer este artículo. No dejes de compartirlo
para bendición de tus amigos en las redes sociales.
Con mucho
cariño,
Lidia E.
Cames

VIDEO ¿Dónde pones tu confianza?

Lo importante en la solución de conflictos no es lo que tienes a la mano para resolverlos, sino en dónde pones tu confianza para resolverlos.

«Algunos confían en sus carros de
guerra, otros confían en sus caballos, pero nosotros sólo confiamos en nuestro
Dios
». Salmo 20:7
Confiar en carros o en caballos significa
esperar en lo visible, o en lo que tienes a tu alcance:
Las relaciones adecuadas… los negocios más
productivos… el sueldo más completo… salud y energía para trabajar… las
capacidades y habilidades… el poder y la influencia necesarios para obtener lo
que desees…
Tal vez hayas confiado alguna vez en algo
de lo dicho anteriormente. Puedo asegurarte que la mayoría de las veces sales
defraudada.
Es porque todo lo que es terrenal falla… en
algún momento las personas no cubren tus expectativas… el dinero puede
escasear… la salud también se quebranta…
Tampoco quiero decir que no hagas uso de
los recursos y relaciones que Dios te proporciona. La clave está en poner toda
tu confianza en Dios
Lo importante es esperar la ayuda y lass
soluciones de la mano del Señor. Aunque tengas todo para solucionar tus
asuntos, siempre debes poner tu fe en Dios, creer que la bendición viene de su
mano y no de tu propia fuerza o sabiduría, tampoco de las personas o de las
riquezas.
El único fiel, poderoso y eterno es nuestro
Dios sobrenatural. Pon tu mirada en Él:
Si tienes, dale todo el mérito a Él… si no
tienes, espera todo de Él… Nunca te fallará.
La mejor decisión es confiar totalmente en
el Señor. Quitar los ojos de lo temporal y ponerlos en lo eterno… Poner la
mirada en las cosas de arriba.  

Video: Una oración poderosa

En este video vas a encontrar una oración poderosa para tener éxito en todo lo que hagas… Para que cada paso que tú des sea siempre hacia lo correcto, sin salirte de la voluntad de Dios.

Este pasaje bíblico nos deja ver que nosotros podemos pedirle
a Dios que nos ayude a distinguir lo que verdaderamente es importante… Sólo así
podremos tomar decisiones acertadas y asegurarnos de agradar al Señor con cada
acción que realicemos durante el día.

«Pido en mi oración
que su amor siga creciendo más y más todavía, y que Dios les dé sabiduría y
entendimiento, para que sepan escoger siempre lo mejor. Así podrán vivir una
vida limpia, y avanzar sin tropiezos hasta el día en que Cristo vuelva
».
Filipenses 1:9-10
Pidamos hoy a nuestro Señor, que a través del Espíritu Santo
nos capacite para discernir lo bueno de lo malo y que nos permita saber cómo
elegir lo más conveniente para vivir como a Él le agrada.
Oramos:
“Padre, en este día nos acercamos a ti, agradecidas porque
nos permites vivir bajo tu amparo y protección. Queremos agradarte llevando una
vida intachable, limpia y pura; pero solamente podremos hacerlo cuando tú nos
ayudes. 
Te pedimos que hoy nos abras el entendimiento y derrames tu sabiduría
abundante para que podamos distinguir lo que es valioso a tus ojos en nuestra
vida, nuestra familia, en el trabajo y en las relaciones con todas las personas. 
Ayúdanos a tomar decisiones de vida, de salud, de prosperidad, de bendición y
guíanos siempre a tu voluntad. En el nombre de Jesús. Amén”.

El mejor regalo de Navidad

el mejor regalo de navidad mensajes de navidad con imágenes
El verdadero significado de la Navidad es que Dios te hizo
el mejor regalo que tú podrías recibir: a su Hijo Jesús. Sin este regalo, ni siquiera existiría la Navidad. 
«Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su
Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga
vida eterna
». Juan 3:16

Este regalo tiene la única finalidad de que tengas perdón, libertad, salvación y vida eterna… reconciliación con Dios. 

Con Jesús a tu lado se alejan las preocupaciones, porque te da paz… se desvanece la incertidumbre, porque en Él estás segura… se van las culpas, porque te ofrece perdón… se terminan las tristezas, porque Él las cambia por gozo.

¿Qué decides?… ¿Lo aceptas o lo rechazas?

Podrías recibir muchos regalos de tus familiares y amigos…
Pero no tendrá sentido si no has aceptado a Jesús en tu vida. La Navidad es una
fiesta vacía sin Jesús. 

Te comparto este video que ilustra el significado de aceptar al Hijo de Dios en tu corazón: 

Jesús es el regalo más completo que podrás recibir en esta vida. No hay más.

Y voy más allá: La Navidad no debería ser una fiesta de un
día solamente, sino de celebrar todos los días de tu vida que tienes redención…
hoy es un día excelente para recibir a Jesús como tu Señor y Salvador, para
nacer a una nueva vida con el Señor.
Oramos:
“Padre Dios, gracias por el magnífico regalo de tu único
hijo Jesús. Reconozco que he pecado y que sólo creyendo en Jesús puedo tener
perdón. Recibo ese perdón que me ofreces y le entrego mi vida a Jesús para que
sea mi Señor y Salvador por siempre. Ayúdame a vivir una vida que te glorifique
a ti, mi Dios. Amén”.

Ver también: 

DIOS CON NOSOTROS