Protección para tu hogar

protección para tu hogar mensajes de aliento con imágenes

 

¿Crees que la crisis de tu país afectará tu familia? ¿Quizá tienes temor de ser víctima de la inseguridad en tu ciudad? ¿O que la crisis económica te lleve a la pobreza?

En medio de las enfermedades, la inseguridad, la escasez o las amenazas que abundan en el mundo, Dios asegura la protección para tu hogar Continuar leyendo “Protección para tu hogar”

Bajo sus alas

bajo sus alas reflexiones cristianas con imágenes

Echa fuera el miedo de tu vida hoy,
la inseguridad en tu vida no existe porque estás viviendo bajo la protección de
nuestro Dios Todopoderoso. 

Vive confiando siempre, porque sus alas amorosas te
cubren y ahí no te tocará el mal. 

Sólo asegúrate de caminar bajo su voluntad,
de no salirte de sus alas y Él se encargará de todo lo demás. 

No olvides la protección de Dios está sobre tu vida las 24 horas del día los 7 días de la semana.

«Pues te cubrirá con sus alas, y bajo ellas estarás seguro.
¡Su fidelidad te protegerá como un escudo!». Salmo
91:4 

Protección de Dios

protección de dios reflexiones y promesas bíblicas

El enemigo no entrará en mi vida (mi
familia, mi iglesia, mi ciudad, mi nación); no lanzará contra ella ni una sola
flecha. No la atacará, ni construirá plataformas para subir por sus murallas. 

Tendrá que volver por donde vino. Dios ha dado su palabra. Dios protegerá mi
vida (mi familia, mi iglesia, mi ciudad, mi nación), por amor a sí mismo, y por
amor a mí, que le soy fiel en todo. Amén.

2 Reyes 19:32-34 (Adaptación)

El Señor te defiende

el señor te defiende reflexiones cortas de aliento con imágenes

Que peleen los demás… sólo deja que
el Señor sea quien te guarde y te salve de todo ataque. Nadie te va a causar
daño porque el mismo Señor te defenderá. 

El Señor no permitirá que seas vencida por el enemigo, no logrará hacerte nada, porque Dios está a tu lado cada minuto
de tu vida. 

No te sueltes de su mano… no te salgas de su cobertura… Él te ha
dado la victoria a través de Jesucristo. 

Así que no tengas miedo, ni te canses
buscando tu propia defensa, tu Rey y Señor Jesús está al frente. Tus asuntos
son sus asuntos y Él te salvará.