Dos realidades bíblicas acerca de la oración

dos realidades bíblicas acerca de la oración enseñanzas bíblicas mensajes cristianos

Quiero alentar tu fe platicándote dos realidades bíblicas acerca de tus oraciones. Necesitas fijarlas en tu mente y creerlas con tu espíritu.
Este tema te bendecirá si estás empezando a relacionarte con
Dios, pero también si ya tienes un tiempo caminando con Él y estás
pasando por un tiempo de “cielos como de bronce”…  Cuando parece que tus oraciones chocan con el techo
de tu casa.
Hay dos cosas importantes que debes de saber acerca de tus
oraciones:
1.- Tus oraciones
tienen un destino
. Ninguna de ellas se pierde en el aire. Todas llegan
hasta el trono de Dios. Todas son escuchadas:
«…Y el Señor los escuchó, y su oración llegó hasta el cielo, el lugar
donde el Dios santo reside
». 2 Crónicas 30:27

«Pero en mi angustia, clamé al Señor; sí, oré a mi Dios para pedirle
ayuda. Él me oyó desde su santuario; mi clamor llegó a sus oídos
». Salmo
18:6
Tus oraciones llegan hasta el cielo.

Estos dos pasajes son testimonios de que las oraciones
llegan hasta donde Dios está.

Sin importar lo que tú percibas en el momento de tu oración
decide creer que el Señor está escuchando… Sus oídos están atentos a tus
súplicas cuando le pides ayuda.

Siempre va a acudir a ti extendiendo su mano para salvarte
de esa situación que estás pasando… Porque a Él le agrada tu fe decidida y
firme… conoce tu corazón íntegro y humilde.

2.- Tus oraciones son poderosas. No
minimices tus oraciones: tus oraciones de fe tienen mucho poder y dan
resultados maravillosos… Dios siempre responde.

dos realidades bíblicas acerca de la oración enseñanzas bíblicas mensajes cristianos
Tú eres esa persona justa porque has creído y te has
refugiado bajo la sangre perdonadora de Jesús… porque vives bajo su gracia y
tienes un corazón dispuesto para el Señor…

Tus oraciones son poderosas siempre que ores con la fe
puesta en el Dios que todo lo puede, sabiendo que todo lo que le pides en
oración te será concedido… Te recuerdo que «El
justo por su fe vivirá
» (Romanos 1:17).
La ayuda viene en camino. Sólo confía… tal vez debas poner
en práctica la paciencia para esperar en Dios con la actitud correcta: con gozo
y con paz… Con la seguridad de que Dios es fiel y no deja ninguna oración sin
contestar.
Que el día de hoy tu fe y tu paciencia sean fortalecidas por
el poder del Espíritu Santo que es tu Ayudador.
Coméntanos tu experiencia con oraciones respondidas y si te
bendice este artículo compártelo, tal vez sea de bendición para alguien más.
En el amor del Señor Jesús, tu amiga
Lidia E. Cames

¡Qué tiempos aquellos!

qué tiempos aquellos reflexiones cristianas con imágenes

¿Has oído alguna vez una de estas frases: “¡Ah, qué
tiempos aquellos!”… “En mis tiempos todo era más
bonito”… “Ahora todo se ha descompuesto”…
Y es porque tendemos a suspirar por el pasado. Sobre todo
los adultos… Esto no es bueno para nuestro bienestar. En la Palabra de Dios
encontramos un pasaje que nos alerta a cambiar esta actitud.
«Nunca te preguntes por qué todo tiempo pasado fue mejor, pues esa no es
una pregunta inteligente.
.» Eclesiastés 7:10
Vivimos en tiempos en que todo evoluciona rápidamente…
Cuando pasan los años cambia el estilo de vida: los hijos crecen, nacen los
nietos, se pierden familiares… las capacidades y habilidades físicas
cambian… en fin, todo cambia…
Cambian los sistemas de gobierno… la tecnología avanza…
los sistemas educativos se transforman… las ciudades y pueblos crecen… los
paisajes evolucionan…

Esto ha sucedido desde que el mundo es mundo. Todo cambia y se va quedando atrás, en el pasado.

No podemos estar viviendo de “glorias” pasadas o de triunfos
viejos… Lo bueno o malo que viviste ya pasó y se quedó atrás…
El mejor día para vivir es el día de hoy… disfrútalo. Ayer
ya es pasado… deja toda sombra de tristeza o nostalgia por lo
hermoso que viviste.  

Mejor prepárate para lo que hoy te regala el Señor: Oportunidad de hacer nuevas
cosas… Diferentes… Porque las misericordias de Dios son nuevas cada
mañana. No las dejes pasar por estar añorando el ‘ayer’. 
Haz planes para el futuro mientras disfrutas tu presente, todavía
no has contado las mejores historias, porque están por llegar aventuras
interesantes y nuevas a tu vida.

Prepárate para ver la gloria de Dios en todo lo que vivas este día… Los mejores
tiempos no son los pasados, sino los que todavía te faltan por vivir. 
Mantén una expectativa por lo nuevo y bueno que seguramente
llegará a tu vida y a tu familia… ¡Espera sorpresas divinas siempre! 
Deja atrás ese pasado que te impide avanzar y verás que
pronto Dios te va a sorprender con algo realmente
maravilloso.

Oramos:

“Gracias Señor, por este precioso día. Me tomo de tu mano y
recibo de tu gracia para disfrutarlo sin siquiera pensar que ayer fue mejor… Te
pido perdón por no estar atenta a tus nuevas bendiciones por estar añorando el
pasado. Hoy suelto el pasado y me dispongo a ser sorprendida por ti. Te pido
que pongas planes y sueños para el futuro maravilloso que tienes para ti. Te
amo y confío totalmente en tu amor y poder para sostenerme en lo que ha de
venir el día de mañana. En el nombre de Jesús.”

Entrada antigua: “Deja atrás el pasado”.

Colócate en la fila de la bendición

colócate en la fila de la bendición reflexiones cristianas con imágenes

A Dios le encanta
bendecir a sus hijos… Su naturaleza es dar bendición. El Señor bendice a los
que depositan toda su confianza en Él.
Está en la búsqueda
de mujeres que se comprometan con su amor y misericordia… Recorre con su
mirada todo el planeta Tierra para localizar a todas sus hijas que creen que Él
es el Dios Todopoderoso, capaz de hacer posible lo imposible.
«Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él».  2 Crónicas 16:9
No es sólo una
pequeña ayuda la que te va a dar el Señor: Él mostrará su poder…
¿Te imaginas el
poder de Dios actuando para beneficiarte a ti?…
Esto es algo muy
grande… sorprendente y sobrenatural.
El único requisito
para esta súper bendición es un ‘corazón perfecto’… 

Cuando la Biblia habla de
corazones perfectos se refiere a corazones honestos con Dios… 

Corazones que
sean sinceros… 

Corazones que no desisten de creer en Dios aunque
tengan tropiezos…

Aunque te
equivoques, vuelve a intentarlo. 

Aunque tropieces y caigas, vuelve a levantarte.

Aunque te desanimes, vuelve a fortalecerte en el Señor.

Él te ayudará con su mano victoriosa.

A Dios le agrada que le ofrezcas la realidad
de tu corazón, porque así pones tu confianza en Él para que haga su voluntad
en tu vida… Y su voluntad es transformarte desde dentro para que sea visible la
bendición poderosa que te dará.

Levanta tu mano y
dile al Señor: “Yo confío en ti, mi Dios”…
Luego corre y colócate en la fila de la bendición, porque muy pronto Dios te mirará y su poder
a tu favor será sorprendente. ¡Prepárate!

Cinco factores que determinan quienes son hijos de Dios

cinco factores que determinan quienes son hijos de dios mensajes cristianos con imágenes arcoiris de promesas

Hoy te platico de cinco factores que determinan quiénes son hijos de Dios
¿Has oído que dicen por ahí que todos somos hijos de Dios?
Bíblicamente esto es falso. No todos los humanos son hijos de Dios. Todos somos
creación de Dios, pero ser hijos de Dios es otra cosa muy diferente.
La Palabra de Dios nos muestra estos cinco rasgos que te
hacen ser una hija de Dios:
1.- Creer en Jesús
como Señor y Salvador
:
«Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les
dio potestad de ser hechos hijos de Dios
». Juan 1:12
En este versículo se refiere a la «luz verdadera, que
alumbra a todo hombre,» y que «venía a este mundo» (v. 9). Esta luz es Jesús…
Él dijo: «Yo soy la luz del mundo» (Juan 8:12)
Quiere decir que la fe en lo que Jesucristo hizo en la cruz
es suficiente para que tú seas llamada hija de Dios. Se trata de creer que su
sacrificio y su sangre derramada te limpian de todo pecado y culpa, para que
tengas el derecho de ser hija de Dios.
2.- Ser guiados por
el Espíritu Santo
:
«Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son
hijos de Dios
». Romanos 8:14
Cuando tú aceptas que Jesús es tu Señor y Salvador,
inmediatamente el Espíritu Santo viene a vivir en ti… Pero ahí no termina todo:
Es necesario que te dejes dirigir por Él.
¿Cómo sabes si eres dirigida por el Espíritu Santo?
«Porque el fruto del Espíritu se manifiesta en toda bondad, justicia y
verdad
».
El Espíritu de Dios siempre te va a llevar a todo lo que es
bueno, recto y verdadero.
3.- Ser pacificadores:
«Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de
Dios
». Mateo 5:9
Los pacificadores son los que procuran siempre que haya paz
y armonía entre todos… Una hija de Dios detiene una contienda, no la alimenta…
Una hija de Dios siempre invita a la reconciliación, no a la división.
4.- Alejarse del
pecado
:
«Ninguno que sea hijo de Dios practica el pecado, porque
tiene en sí mismo el germen de la vida de Dios; y no puede seguir pecando
porque es hijo de Dios
». 1 Juan 3:9
Esto es algo que logras cuando eres dirigida por el Espíritu
Santo, es un proceso que comienza cuando dispones tu corazón para vivir de
manera diferente… Cuando te das cuenta que eres hija de Dios, decides vivir
como tal.
5.- Brillar con un buen testimonio:
«Lleven una vida limpia e inocente como corresponde a hijos de Dios y
brillen como luces radiantes en un mundo lleno de gente perversa y corrupta
».
Filipenses 2:15
Concluimos que solamente son hijos de Dios quienes creen en
Jesús como su Señor y Salvador, los que son guiados por el Espíritu Santo, los
pacificadores, los que se alejan del pecado y quienes dan buen testimonio con
su vida.

¿Y tú?¿Eres una hija de Dios? 

Deja tu comentario y no olvides compartir este post con una amiga… Dios te bendiga abundantemente.

Tu amiga,

Lidia E. Cames

Bendecir y no maldecir

bendecir y no maldecir enseñanzas bíblicas

Dios nos manda bendecir y no maldecir a quienes nos maltratan porque Él ya nos
bendijo a nosotros… Recordemos que somos hechas a su imagen y semejanza…
Debemos procurar siempre parecernos a Él:
Si Dios ama… nosotros amaremos…
Si Dios perdona… nosotros
perdonaremos…
Si Dios bendice… nosotros
bendeciremos…
Dios NO maldice… nosotros NO
maldeciremos…
Y no hay un paréntesis en la
Escritura que diga: (si puedes)… Es un mandamiento…  Primero pensaremos como Dios piensa… para
poder hablar como Dios habla. Es una forma de estar en posición de seguir
siendo bendecidas.
Para bendecir cuando nos maldicen,
necesitamos poner en práctica la humildad y dejar que el orgullo se haga cada
vez más pequeño, y eso duele mucho… Por eso casi no lo practicamos.
Esto no es tan fácil como se dice.
Primero tenemos que decidirnos a parecernos a nuestro Padre y después empezar a
ejercitar nuestra mente, nuestra boca y nuestra voluntad… Es posible que las
primeras veces se quede en un intento; pero a medida que seguimos ensayando y
pidiendo a nuestro Ayudador (el Espíritu Santo) que nos fortalezca, iremos
teniendo logros en esta área de nuestra vida.
La única manera de entrenarnos en este
mandamiento es saber quiénes somos en Cristo Jesús.
Si tú crees que vales mucho a los ojos
de Dios… si crees que a sus ojos fuiste de gran estima y que ante él eres
honorable… no existirá orgullo. Eso será suficiente para bendecir al que nos
maldice, porque somos llamadas para ser bendición…

¡Somos bendecidas para bendecir!

Cómo amar a Dios

cómo amar a dios mensajes cristianos con imágenes
Hace varios años, cuando yo todavía no tenía relación con
Dios, visité a mi hermana que vivía en otra ciudad. La acompañé a la iglesia
donde se congregaba, para no quedarme sola en la casa. El predicador habló de
las bendiciones que puedes tener con sólo amar a Jesús.
Creo que ahí fue cuando la dureza de mi corazón tuvo la
primera grieta… En mi mente surgió una pregunta que me persiguió durante varios
meses: ¿Cómo se ama a Jesús? ¿Cómo amar a Dios? ¿Es posible amar a alguien que
no ves? Deseaba amarle, porque yo quería las bendiciones resultantes…
quería vivir bien.

Casi dos años después tuve un encuentro con Dios, donde pude
palpar su amor y misericordia, me dio sanidad, libertad, y me llenó con su
Espíritu Santo… En una palabra: Me enamoró… me sedujo, me llevó a sus cámaras
de amor.
Sentía un profundo agradecimiento hacia Él… decidí conocerlo
más, servirle toda mi vida, hablar de Él a todo el mundo, quería que todos le
conocieran como yo lo había conocido… no sabía que estaba empezando a amarle.
Ahora, a casi diez años de haber tenido ese encuentro,
todavía sigo enamorada de mi Señor, permanezco en la misma decisión de
entregarle mi vida entera.
Por mi experiencia puedo decirte que para amar a Dios, es
necesario que primero experimentes su perfecto amor por ti…
Abre tu corazón y dile que deseas amarle… que anhelas las
bendiciones de vivir amándole el resto de tu vida. Te aseguro que Él te llevará
a ese lugarcito cerca de su corazón, donde te mostrará las delicias de su amor,
seguro que te cortejará, te conquistará y no te dejará hasta que restaure cada
área de tu vida…
Después de esto, tu amor por Él será tan grande que no
necesitas esforzarte mucho para cumplir con lo que dice la Biblia:
«Si me aman, obedezcan mis mandamientos». Juan 14:15
«Nos amamos unos a otros, porque él nos amó primero». 1 Juan 4:19
Obedecer a Dios y amar a tu prójimo es una consecuencia
natural y lógica de amar a Dios.

Ver también:

SEÑOR, NECESITO UN ENCUENTRO CONTIGO

CINCO PROMESAS DE DIOS PARA QUIENES LE AMAN