¿Cómo es un corazón de piedra?

como es un corazon de piedra promesa de dios para mujeres cristianas

Para poder obtener esta promesa, primero tenemos que identificar bien cómo es un corazón de piedra

Generalmente se cree que un corazón duro como la piedra es el que tienen las personas que se muestran insensibles ante el dolor ajeno.

Aunque también se aplica para quienes cierran su corazón para no creer en Dios y en su Palabra.

Es cierto todo lo anterior, pero el corazón duro como una piedra se puede desarrollar en muchos casos, aun en los creyentes.

Hoy te comparto mis reflexiones acerca de los motivos que endurecen un corazón. 

Un corazón de piedra es:

—El que está tan lastimado que decide no amar.

—El que desiste de creer porque su milagro no llega.

—Uno que sirve a Dios y al prójimo y nadie le da reconocimiento.

—El que se desanima cuando ve las circunstancias negativas.

—El que cree que no merece las bendiciones de Dios.

—Uno que todavía se siente culpable cuando Dios le ha perdonado.

—El que ha sido tan humillado que se niega a humillarse ante el Señor.

—El que ha esperado tanto que cree que Dios ya se olvidó de él.

—Uno que retrocede cuando las cosas no van bien.

—El que tiene tanta culpa que condena a su prójimo.

—El que han rechazado tanto que no acepta a los demás como son.

Como te das cuenta el corazón duro no es exclusivo de las personas que no tienen a Dios.

Cómo se cambia o se evita un corazón de piedra:

Amable lectora, tú y yo estamos expuestas a tener dureza de corazón en cualquier momento. Cualquiera puede tener un corazón de piedra, pero Dios tiene el poder y el amor para cambiarlo.

Oremos siempre por un corazón de carne, es decir, que sea sensible, tierno y obediente a Dios:

—Para que Dios nos ayude renovando a diario nuestro interior.

—Que nos haga sensibles a su amor y gracia.

—Que el fruto del Espíritu Santo se manifieste en nosotras.

—Para que tengamos la capacidad para recibir su misericordia.

—Que nos ayude a buscar su Palabra para aumentar nuestra fe.

—Que nuestro corazón sienta compasión por los más débiles.

—Para que nos ayude a cultivar la humildad ante Él y nuestro prójimo.

Querida amiga, seguramente tienes algunas sugerencias para completar este mensaje. Será de mucha bendición para mí leer tu comentario.

Puedes compartir con libertad este post con tus amistades. Que tengas un maravilloso día, recibe un gran abrazo fraternal de tu amiga,

Lidia E. Cames

Síguenos en Twitter: @ArcoirisPromesa

(Visited 192 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *