La esencia de la semana santa

la esencia de la semana santa mensaje cristiano

Rescatemos en este tiempo la esencia de la Semana Santa. Reflexionemos sobre lo que la Biblia nos dice acerca de estas fechas, que son recordadas y celebradas en todo el mundo.

Sería grandioso que esta semana santa te des la oportunidad de meditar en los motivos que tuvo Jesús para entregarse en sacrificio en aquella cruz, hace más de dos mil años. Esto es, por si no lo has hecho durante el año.

Lo que sucedió en la cruz es lo que nos identifica hoy como hijos de Dios. Todo cristiano debe tener en su mente y en su corazón esta convicción.

En el plan perfecto de Dios, fue necesario que así sucediera para que la humanidad tuviera una oportunidad de ser libres de la esclavitud del pecado y sus efectos… Sólo así podemos acercarnos a Dios en pureza y santificación.

En su grande amor, el Padre envió a su Hijo a rescatarnos de la muerte y reconciliarnos con Él. A nosotros nos toca creer que ese sacrificio de Jesús en la cruz es suficiente para limpiarnos y santificarnos, con el fin de acercarnos en confianza al trono de la gracia de Dios.

Recordar lo que Jesús hizo no es tema para una semana al año, sino que todo el tiempo vivamos como santos. Esto significa una vida apartada para Dios, en perdón… en redención… en justificación y libertad del pecado.

Otra cosa para tener en cuenta es que podrías recordar con rituales, comidas, supersticiones o simplemente aprovechar los días libres para vacacionar con la familia; pero siempre con una actitud permanente de agradecimiento en el corazón.

El deseo de Dios es que aceptemos esa pureza que da la sangre de Cristo para vivir unidos a Él, convertidos en sus hijos. Toda la vida y por la eternidad.

Querida amiga, no sé cómo recuerdes tú la pasión de Cristo. Te animo que a partir de ahora la lleves siempre en el corazón. Que en vez de tener una semana santa, tengas una vida santa, o sea, vivir consagrada a Él.

Medita estos pasajes bíblicos:

«Él murió por todos para que los que reciben la nueva vida de Cristo ya no vivan más para sí mismos. Más bien, vivirán para Cristo, quien murió y resucitó por ellos». 2 Corintios 5:15 NTV

«Pues Cristo murió y resucitó precisamente para ser nuestro Señor mientras vivamos y cuando muramos». Romanos 14:9 NTV

«Y mientras vivo en este cuerpo, vivo por fe en el Hijo de Dios, qien me amó y entregó su vida para salvarme». Gálatas 2:20b PDT

«Cristo nos hizo justos ante Dios; nos hizo puros y santos y nos liberó del pecado». 1 Corintios 1:30 NTV

«Tal como Dios nuestro Padre lo planeó, Jesús entregó su vida por nuestros pecados para rescatarnos de este mundo de maldad en el que vivimos». Gálatas 1:4 NTV

«Dios es tan rico en gracia y bondad que compró nuestra libertad con la sangre de su Hijo y perdonó nuestros pecados». Efesios 1:7 NTV

«Él dio su vida para liberarnos de toda clase de pecado, para limpiarnos y para hacernos su propio pueblo, totalmente comprometidos a hacer el bien». Tito 2:14

«Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna». Juan 3:16

Te animo a que comentes algo, sólo para saber que nos lees y que te ha bendecido este mensaje. Ah, y recuerda compartirlo con tus contactos en las redes sociales.

Que Dios te sostenga para vivir apartada para Él, tu amiga,

Lidia E. Cames

2 opiniones en “La esencia de la semana santa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *