5 pruebas bíblicas de que Jesús es el Rey de reyes

5 pruebas biblicas de que jesus es el rey de reyes enseñanza biblica de semana santa

Rey de reyes, aunque nunca tuvo una corona de oro, su linaje divino le otorgó el derecho a ocupar un trono junto al Padre.

«Sobre su cabeza le pusieron una corona tejida de espinas, y en la mano derecha le pusieron una caña; entonces se arrodillaron delante de él y burlonamente le decían: “¡Salve, Rey de los judíos!”». Mateo 27:29 RVC

Esa corona de espinas de la que habla Mateo 27:29 fue parte de la tortura que sufrió Jesús antes de ser crucificado. Los romanos lo coronaron con ella como una burla porque Él nunca negó ser el rey de los judíos.

La Biblia dice que después de ser crucificado y sepultado, resucitó y subió al cielo. Ahora está sentado a la diestra de Dios Padre bajo el título de Rey de reyes y Señor de señores.

La Biblia establece claramente que Jesucristo es el Rey:

«Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: Rey de reyes y Señor de señores». Apocalipsis 19:16

Las 5 pruebas bíblicas de que Jesús es el Rey de reyes:

1.- Jesús era Rey desde antes de venir a la tierra. Filipenses 2:7 NTV.

«Aunque era Dios, no consideró que el ser igual a Dios fuera algo a lo cual aferrarse. En cambio, renunció a sus privilegios divinos; adoptó la humilde posición de un esclavo y nació como un ser humano».

Jesús no vino a la tierra para capacitarse o probarse como rey. Él ya era rey soberano en el cielo, desde el principio de los tiempos.  Aunque nació en un pesebre o eligió vivir como pobre, su posición siempre fue la de Soberano. Su realeza no reside en dinero, en ejércitos, trono o corona; sino porque su naturaleza es un linaje divino y celestial.

2.- Aunque no tuviera corona siempre reflejó su autoridad. Lucas 4:32 PDT

«Ellos se admiraban de sus enseñanzas porque su mensaje tenía autoridad».

Durante su vida en la tierra dejó sentir su autoridad. La gente lo percibía en sus palabras y en los milagros que hacía. Siempre ejerció autoridad sobre las enfermedades, los demonios y cuando era necesario poner en su lugar a los fariseos.

3.- Demostró su linaje divino ofreciendo voluntariamente su vida. Juan 10:17-18 NBD.

«[…] Entrego mi vida para volver a recibirla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego por mi propia voluntad. Tengo poder para entregarla, y también tengo poder para volver a recibirla. Esto es lo que mi Padre me ordenó».

Su gloria de Rey Soberano se adorna con la generosidad y amor con que entregó su vida, para salvarnos de la esclavitud del pecado.

El cuadro se completa con su gran poder para recuperarla, porque resucitó y ahora vive y reina para siempre, sentado a la derecha del Padre.

4.- Hasta el último momento fue fiel a su mensaje de amor. Lucas 23:34 

«Y Jesús decía: Padre perdónalos, porque no saben lo que hacen».

Jesús es un Rey que sostiene su Palabra sin importar que la vida se le fuera en ello.

Aunque lo estaban azotando, injuriando y clavándole en la cruz, amó y perdonó a sus verdugos. No podía contradecir lo que predicó durante su ministerio: “Ámense unos a otros, como yo los he amado”.

5.- Soportar la corona de espinas lo hace más noble que cualquier rey terrenal. Mateo 27:29 RVC

«Sobre su cabeza le pusieron una corona tejida de espinas, y en la mano derecha le pusieron una caña; entonces se arrodillaron delante de él y burlonamente le decían: “¡Salve, Rey de los judíos!”».

Jesús demuestra su carácter de Rey celestial con su humildad y el profundo amor con que soportó el castigo por nuestros pecados.

Con valentía soportó no sólo las humillaciones y las burlas de sus ejecutores, sino el dolor que provocaban las espinas en su cabeza.

«Fue maltratado y humillado, pero nunca se quejó. Se quedó completamente callado, como las ovejas cuando les cortan la lana; y como cordero llevado al matadero, ni siquiera abrió su boca». Isaías 53:7 TLA

Conclusiones finales

La corona que ahora porta es una de oro reluciente como solamente Él es digno de llevarla:

«…Y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del hombre, que tenía en la cabeza una corona de oro…». Apocalipsis 14:14

Jesucristo gobierna sobre todas las autoridades y potestades:

«Se ha ido al cielo y está sentado a la derecha de Dios. Jesucristo reina sobre ángeles autoridades y poderes». 1 Pedro 3:22 PDT

Ahora Él es el Rey de todos aquellos que elegimos creer en el sacrificio de la cruz. Estamos bajo su cobertura y cuidado.

Querida amiga, ríndete hoy al único que ha demostrado tener todas las virtudes necesarias para reinar en tu vida.

Permite hoy que Jesucristo sea el Rey Soberano sobre ti, que gobierne todas las áreas de tu vida: tus relaciones familiares, tus amistades, tu relación con Dios, tus finanzas, tu tiempo libre, tu trabajo, tus emociones.

Dale el control de todo y descansa en Él confiando que llevará tu vida a un mayor nivel de bendición, paz y gloria.

¿Puedes entregarte a Él hoy?

Podrías orar así:

“Señor Jesús, por tu sacrificio en la cruz, hoy te reconozco como mi Rey. Te entrego el control de mi vida y decido amarte, porque tú me amaste primero. Ayúdame a vivir rendida a ti y no separarme nunca de tu gobierno. Amén”.

Gracias amable lectora por comentar y compartir este mensaje, estoy convencida que bendecirá a tus amigos, tanto como te ha bendecido a ti.

Que tengas un excelente día bajo la cobertura de nuestro Rey de reyes, recibe un saludo y un abrazo fraternal de tu amiga,

Lidia E. Cames

(Entrada antigua: Corona de espinas)

Síguenos en Twitter: @ArcoirisPromesa

(Visited 180 times, 1 visits today)

Una respuesta a “5 pruebas bíblicas de que Jesús es el Rey de reyes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *