Cómo vivir por lo que creemos y no por lo que vemos

como vivir por lo que creemos y no por lo que vemos mensaje de aliento para la mujer cristiana

¡Hola mi querida amiga!

Quiero platicarte acerca de esas situaciones en que todo lo que está sucediendo nos abruma tanto, que quisiéramos que no fuera real.

¿Te ha pasado? Brota una situación negativa como si fuera una habichuela mágica. No sabes ni cómo sucedió, pero el punto es que es tan fuerte que te mortifica, te roba la paz y la fe en Dios.

En esos momentos, cuando el problema es grande, es tiempo de volver tu mirada hacia Dios. Quitar los ojos de ahí y ponerlos en el objeto de tu fe.

La Palabra de Dios nos manda a vivir por lo que creemos y no por lo que vemos.

No puedes ignorar el problema, porque sí existe. Lo que sí puedes hacer es recordar quién es tu Dios, quién eres tú para Dios y lo que Él te ha dado a través de Cristo.

Siempre recuerdo a David cuando mató a Goliat:

Si David se hubiera enfocado en el gigante, hubiera terminado aplastado por él.

David no hizo como que el gigante no existía, sino que lo enfrentó con las armas que tenía. Puso en acción su fe y le dijo a Goliat que iba de parte del Señor de los ejércitos:

«David le respondió al filisteo:

—Tú vienes contra mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo contra ti en nombre del Señor de los Ejércitos Celestiales, el Dios de los ejércitos de Israel, a quien tú has desafiado. Hoy el Señor te conquistará, y yo te mataré y te cortaré la cabeza. Y luego daré los cadáveres de tus hombres a las aves y a los animales salvajes, ¡y todo el mundo sabrá que hay un Dios en Israel! Todos los que están aquí reunidos sabrán que el Señor rescata a su pueblo, pero no con espada ni con lanza. ¡Esta es la batalla del Señor, y los entregará a ustedes en nuestras manos!». 1 Samuel 17:45-47

David abrió su boca para decir quién iba al frente de él, su Dios Todopoderoso. El que salva, rescata y libera. Yo me imagino que si David se hubiera quedado callado, se hubiera generado una confusión de pensamientos en su mente y la fe se le hubiera esfumado como humo.

Lo que tú estás atravesando hoy no puede ser más grande que el poder de Dios. No puede vencerte un problema. Activa tu fe y abre tu boca para fortalecer tu fe.

Enfrenta el problema confesando con tu boca que Dios es tu Padre, te protege y te bendice. Así que cualquiera que sea el problema tú lo podrás enfrentar con la ayuda de Dios.

Es el momento de vivir por lo que crees y no por lo que ves.

Abre tu boca y habla de esta manera:

“Yo creo que Dios me ama y no me dejará en esta situación. Dios tiene planes de bien para mí y para mi familia. Esto que mis ojos ven no es el final de la situación. Dios tiene la última palabra en todo y yo espero ver la victoria.

La Biblia dice que mayor es el que está en mí que el que está en el mundo. Hoy me fortalezco en mi Señor y Dios. Recibo su paz, porque sé que Él está en control y hará que todas las cosas me ayuden para bien.

Yo creo que Dios es mi fuerza y confío en Él para enfrentar lo que venga. En esta tormenta me sostendrá con su mano victoriosa, mientras Él actúa a mi favor. En el nombre de Jesús».

O puedes tomar esta otra idea:

“Mi familia no se quedará de la forma en que mis ojos ven, mi familia tiene un propósito divino, porque somos linaje escogido por Dios. Somos importantes para Él y su mayor interés es que tengamos su amor, su paz y su bienestar”.

O para un hijo:

“Mi hijo no terminará su vida como lo que estoy viendo, porque su destino es la bendición de Dios. Por amor a mí, el Señor levantará a mi hijo de la situación en que está ahora y hará que cumpla el propósito para el cual fue creado. En el nombre de Jesús”.

Seguro que Dios fortalecerá tu fe, tu corazón tendrá paz y confianza. Estarás segura esperando la solución a todo lo que te agobia.

Amiga, si crees que Dios te ha hablado a través de este mensaje, compártelo con quien tú consideres que lo necesite. Así haremos que más personas fortalezcan su fe en medio de las dificultades.

Me encantaría leer tu comentario para saber que en algún lugar del mundo me estás leyendo.

Un abrazo de tu amiga y hermana en Cristo,

Lidia E. Cames

(Visited 266 times, 1 visits today)

8 opiniones en “Cómo vivir por lo que creemos y no por lo que vemos”

  1. Gracias a Dios por todo y gracias por ser y estar mi querida Pastora , para muchas personas que necesitamos la palabra de Dios que por medio de tu persona nos levanta
    Bendito y alabado nuestro padre Dios
    Amén Jesús

    1. Mi muy amada Lucy! Qué alegría me da comprobar que la Palabra de Dios tiene poder para levantar y alimentar tu vida. Agradezco mucho tu comentario y toda la gloria y la honra es para nuestro Padre celestial… Te abrazo, amiga bella!

  2. Claro que si,me ayudo,el Señor ayuda en multiformes formas,y creo fielmente que usa a hijas como tú para confirmar sus promesas a sus hijas.el Señor es Bueno pero también nos recuerda que la obediencia es parte fundamental para la Bendición. Dios les Guarde.

    1. Gracias Cotty por tu comentario tan lindo! Que Dios te bendiga y esperamos seguir sirviéndote a través de este medio para la gloria de Dios. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *