Rut: Una historia bíblica

Comparto hoy la historia bíblica inspirada en una mujer llamada Ruth. Ella fue abundantemente bendecida por su determinación de buscar a Dios, su trabajo diligente y la obediencia a su suegra.

rut una historia bíblica enseñanza cristiana

 

Aquí la historia:

Elimelec vivía en Belén de Judea con su esposa Nohemí y sus dos hijos Mahlón y Quelión. Debido al hambre que había en la tierra tuvo que emigrar  con su familia a los campos de Moab.

Murió Elimelec y sus hijos se casaron con jóvenes moabitas: Rut y Orfa.

Después de unos años murieron también los dos hijos, Mahlón y Quelión; quedando solas las tres viudas: Nohemí, Rut y Orfa.

Oyendo Nohemí que había terminado el hambre en Belén, decidió regresar a su tierra. Así que empieza su viaje; pero la siguen sus dos nueras.

Ella les dice que no tiene caso que dejen su tierra, porque ya no tiene hijos para que se casen con ellas; sin embago insisten en acompañarla. Nohemí vuelve a despedirlas… Orfa se despide y se regresa a su casa. Rut se queda.

Vuelve a decirle que se regrese, que siga el ejemplo de Orfa.

Y aquí es donde empieza el camino de Rut hacia su bendición.

Quiero hablarte de tres características de esta mujer que le sirvieron para bien en esta aventura:

1.- Rut es una mujer determinada. Ella ha decidido irse con su suegra. Le dice:

«No me pidas que te deje, y que me separe de ti; iré a donde tu vayas, y viviré donde tu vivas. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios será mi Dios». Ruth 1:16 DHH

A Nohemí no le queda otra opción más que permitir que Rut viaje con ella.

¿Por qué Rut se empeña en ir con su suegra? No la quiere dejar sola… sabe que está triste por la pérdida de su esposo y sus dos hijos. Quiere estar con ella para cuidarla.

También porque le interesa el Dios de Nohemí… Porque sabe que el pueblo de los hebreos tenían un Dios Todopoderoso. Está determinada a conocer más de cerca a este Dios de amor y misericordia.

2.- Rut es una mujer trabajadora. En cuanto llegan a Belén, va a trabajar en el campo de Booz, cortando espigas de cebada. Así es como le lleva alimento a su suegra todos los días. Ella era una mujer de acción.

Al dueño le llamó la atención y preguntó quién era:

«Luego Booz le preguntó al capataz de los segadores:

—¿De qué familia es esa muchacha?

El capataz le contestó:

—Es una moabita, que vino de Moab con Noemí. Me pidió permiso para ir detrás de los segadores recogiendo espigas, y se ha pasado trabajando toda la mañana, hasta ahora mismo que ha venido a descansar un poco». Rut 2:5-7 DHH

Si tú lees esta historia en la Biblia verás que a partir de aquí Booz empezó a tratarla de manera especial.

3.- Rut es una mujer obediente. Nohemí pensaba que era buena idea que su nuera se casara con Booz. Le dio algunas instrucciones para que el último día de la cosecha se acercara a él. La Biblia dice que Ruth hizo todo como su suegra le indicó:

«Rut contestó:

—Haré todo lo que me has dicho.

Rut se fue al campo e hizo todo lo que su suegra le había mandado». Rut 3:5-6 DHH

¿Sabes qué sucedió? Que Ruth se casó con Booz.

De ser menos que una criada, llegó a ser la dueña del campo… De ser extranjera, pasó a ser importante en el pueblo de Dios: Rut fue la bisabuela del rey David, del linaje de donde nació Jesús, nuestro Salvador.

Podemos reconocer aquí una mujer muy afortunada… Una mujer que fue alcanzada por las bendiciones de Dios, sólo por ser determinada, trabajadora y obediente.

Te animo a que busques el libro de Rut en tu Biblia y leas todos los detalles que adornan este relato.

Amiga, tú y yo podemos aprender de esta historia. Dios quiere bendecirnos en abundancia igual que a Rut.

Determinemos acercarnos a Dios de forma radical como lo hizo Rut… Decidamos cada día refugiarnos bajo su amor y misericordia.

Pongamos manos a la obra en lo que nos corresponda hacer. Trabajemos con entusiasmo siempre y no sólo cuando nos vean. Eso nos traerá bendición.

Sigamos las instrucciones que Dios nos da en su Palabra. Seamos obedientes. La Biblia dice que si obedecemos, las bendiciones nos alcanzarán. Dt. 28:1-2

Querida lectora, la voluntad de Dios para ti es la bendición… La decisión de dar los pasos correctos es tuya.

Comparte en tus redes sociales esta historia y deja aquí abajo un comentario para bendición de las demás lectoras.

Que las bendiciones divinas te alcancen en abundancia, tu amiga y hermana,

Lidia E. Cames

(Visited 412 times, 6 visits today)

2 opiniones en “Rut: Una historia bíblica”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *