Promesa para una mujer de decisiones firmes

promesa para una mujer de decisiones firmes promesas de dios mensajes de aliento

 

En el post de ayer escribí sobre Rut, una mujer firme en sus decisiones.

Aunque Nohemí le pintaba un panorama negativo y sin ningún atractivo, Rut estaba determinada a no separarse de su suegra.

Decidida a adoptar su mismo pueblo, y su mismo Dios. Abandonó sus dioses paganos para creerle al Dios vivo, el Dios de Israel.

Nada la hizo retroceder y regresarse con su cuñada Orfa. Se mantuvo sin dudar al lado de Nohemí.

Su determinación fue la que activó las bendiciones en la vida de esta mujer de decisiones firmes.

Aquí está la historia: Rut: Una historia bíblica

Dios responde a tu favor cuando decides volverte a Él y seguirlo en toda circunstancia.

La promesa es que todo lo decidas hacer, se te va a cumplir:

«Determinarás así mismo una cosa y te será firme; y sobre tus caminos resplandecerá luz». Job 22:28 RV60

La versión Palabra de Dios para Todos dice:

«Tomarás decisiones y Él hará que se realicen. Te irá bien en todo»

Es una promesa muy poderosa, seguro que igual que yo, tú también la quieres en tu vida.

A veces nos pasa que nos hacemos un propósito y desistimos antes de lograrlo (como los propósitos de año nuevo) 😉 … O iniciamos un negocio y lo abandonamos antes de que comience a dar resultados.

Pero Dios nos dice hoy que nos ayudará a que todas nuestras decisiones llegarán a feliz término ¿Lo crees?

Esto es algo que no sucederá sólo con creerlo con todo el corazón. La condición para que todos nuestras decisiones se cumplan está antes de la promesa:

«Vuelve ahora en amistad con él y tendrás paz; y por ello te vendrá bien». Job 22:21 RV60

Dios dice en su Palabra: «Vuélvanse a mí y yo me volveré a ustedes» (Zacarías 1:3; Malaquías 3:7)

Decidirnos por el Señor es lo mejor que podemos hacer. Necesitamos ser determinadas como Rut. Esta es tu primera decisión firme: Buscar a Dios.

Las bendiciones nos van a llegar en abundancia; pero es necesario decidir cada día, cada hora, cada minuto que vamos a creerle a Dios.

Una mujer de decisiones firmes no permite que su fe se debilite cuando ve lo contrario a lo que desea. Al contrario: cuando ve que todo se vuelve más difícil, más fuerte declara que no dejará de esperar en Dios.

No podemos creer hoy y dudar mañana. No podemos establecer nuestra relación con Dios conforme a la manera en que se presenten las circunstancias.

En la decisión firme está la bendición, hermana. Si perseveras de la mano de Dios sin retroceder, Él te promete que prosperarás en todo lo que determines hacer… El éxito será tu compañero… La abundancia te seguirá todo el tiempo.

Tendrás el respaldo de Dios en todo lo que te propongas hacer.

Mi deseo es que Dios fortalezca tu fe y que pronto veas los resultados de tus decisiones firmes… Si deseas, comparte este mensaje en las redes sociales y deja un comentario aquí abajo.

Tu amiga,

Lidia E. Cames

 

(Visited 302 times, 8 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *