Cómo guardar la Palabra de Dios en el corazón

cómo se guarda la palabra de dios en el corazón enseñanzas cristianas

 

Para ti que todos los días tienes una constante lucha con tus fallas… y que en algunas ocasiones no la libras; porque los pecados, pecaditos o pecadotes te hacen caer y aunque sabes que la sangre de Cristo te limpia de todo pecado cuando lo reconoces, te queda un sentimiento de culpa… esto te roba la libertad para comunicarte con Dios.

¿Te digo algo?: todos los seguidores de Cristo batallamos contra el pecado. No queremos ofender a nuestro Padre…

Dios te da hoy una clave para la solución de esta situación:

«He guardado tu palabra en mi corazón, para no pecar contra ti». Salmo 119:11

El secreto está en guardar su Palabra en el corazón. Necesitamos guardar la Palabra de Dios.

En repetidas ocasiones me han preguntado lo que significa esta expresión.

¿Cómo se guarda la Palabra de Dios en el corazón?

Te muestro cuatro pasos que te pueden ayudar:

1.- Leer la Biblia constantemente. Debe ser una actividad diaria.

2.- Memorizar. Es una práctica muy provechosa en el proceso de guardar la Palabra de Dios. Aprenderse versículos, salmos o porciones de la Biblia nos ayuda a vaciar la mente de los pensamientos negativos que se nos acumulan día a día.

3.- Meditar. La meditación de las Escrituras consiste en pensar un versículo o porción haciendo preguntas acerca de las expresiones que contiene… Preguntas como: ¿Es una promesa? ¿Un mandamiento? ¿Un ejemplo a seguir? ¿Una advertencia? ¿Cómo lo aplico a mi vida?

4.- Orar. Pedir a Dios que la revelación de su Palabra llegue a nuestro Espíritu y nos lleve a aplicarla a nuestra vida… Orar la Palabra de Dios activa nuestra fe y abre nuestro corazón a la obra del Espíritu Santo.

Leer, memorizar, meditar y orar las Escrituras… Esto tiene poder de transformar tu interior porque es Palabra de Dios.

La Palabra de Dios cambia, limpia y purifica.

El Espíritu Santo trabaja en conjunto con las Escrituras…

Primero tú guardas la Palabra en tu corazón y El Espíritu Santo se encarga de sellarla en tu espíritu cuando la oras. Luego, cuando te encuentres en una situación de tentación, de duda, de aflicción, o cualquier otra; te recordará la palabra que necesitas para vencer la situación que te mortifica…

Así es el poder que genera en ti la Palara de Dios. Por eso es la mejor herramienta para no pecar contra Él.

Querida amiga lectora, mi oración a Dios es que hoy crezca tu amor por las enseñanzas de nuestro Padre y decidas permanecer agradándole con una vida sin pecado.

Dios te bendiga, tu amiga y hermana,

Lidia E. Cames

 

(Visited 250 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *