Invoca su santo nombre

invoca su santo nombre mensajes de aliento con imágenes arcoiris de promesas

 

¿Te encuentras hoy en medio de una situación muy complicada? Sólo tienes que invocar el nombre de Jesús. Él te salvará. Por más difícil que sea el problema, el Señor te librará.

Esta es una promesa que no falla y que no tiene fecha de vencimiento.

He experimentado muchas veces la presencia salvadora del Señor en mi vida. En una ocasión estaba envuelta en una sensación de abandono y soledad, yo tenía mucha tristeza y ganas de llorar… Pero el Espíritu Santo me guió a decir: ¡Mi Dios, qué sola me siento! ¡Necesito un abrazo!

Inmediatamente sentí que una manta calientita cubría mi cuerpo postrado en oración… Fue hermoso confirmar que cuando invocas el nombre del Señor, inmediatamente llega la respuesta a tu necesidad.

En ese momento fui libre de las emociones negativas que me estaban torturando.

Pero ¿Qué quiere decir “invocar”?

Invocar significa llamar en voz alta a una persona por su nombre.

¿No te parece sencillo?: Abrir la boca y llamar al Señor por su nombre.

La promesa es que Él acudirá inmediatamente para salvarte… No dice de qué te va a salvar; pero yo sé que para Dios no hay imposibles:

Él puede salvarte de la enfermedad, de la angustia, de las dificultades, de las deudas, de los accidentes, del enemigo, del pecado, de maltrato… y la lista puede hacerse infinita.

Si te interesa más del tema puedes leer aquí: La promesa de salvación

Sólo tienes que llamarlo con tu boca. Muchas personas han experimentado milagros con sólo exclamar: “¡Jesús!”.

Conviene que creas con seguridad que cuando tú dices: “¡Oh, Señor Jesús!”, Él acude a tu llamado y te rescata de lo que sea que te está amenazando.

También puedes llamarlo con otro de sus nombres junto con uno de sus atributos: “¡Mi Padre Santo!” … O “¡Cristo!”.

Ten la plena seguridad que Él te escuchará y te ayudará a salir victoriosa. No hay ningún enredo de la vida del cual no te pueda salvar el Señor.

Como quieras llamarle, la única condición es que lo hagas con fe, mi amiga… Él está cerca de ti y de tu corazón. Invoca su nombre y no tardará en darte libertad, alivio o respuesta para tus circunstancias.

Querida amiga, esta es una llave que te abrirá la puerta a la bendición… Una llave que activará los milagros constantes en tu vida, en tu familia y en tu entorno. Úsala con la convicción de que es el mismo Dios el que está actuando a tu favor.

Comparte esta Palabra de Dios con quien tú desees que sea bendecido.

Que Dios sea contigo en todo momento, tu amiga,

Lidia E. Cames

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *