Una promesa de consuelo

una promesa de consuela mensajes de aliento arcoiris de promesas

 

Para esos días en que no encuentras calma para tu corazón, Dios te da una promesa de consuelo. Él no quiere que vivas en intranquilidad, su deseo es que tú tengas bienestar. 

La forma en que Dios va a tratar estos trastornos de ansiedad, estrés, tristeza o preocupación, es exactamente como lo haría una madre amorosa… Abrazándote, diciéndote palabras dulces, con mucho amor y cuidado.

Para todo tipo de aflicción, nerviosismo o depresión, Dios tiene el mejor tratamiento psicológico para ti… A través de Jesús tú recibes paz, consuelo, amor y calma a tus emociones agitadas.

No busques en otro sitio, o en otra persona… Ningún psicólogo puede sanar las afecciones del alma. Solamente Jesús. Él es la única medicina que puede traer alivio a tu alma agitada

Sólo Cristo puede traer consuelo cuando sufres la pérdida de un ser querido, o cuando te enfrentas a la ausencia de un hijo que se casa, o ante un descontrol en tus finanzas… En medio del caos y la soledad, el Señor te abraza con ternura y calma la tormenta dentro de ti.

No hay otra solución para la intranquilidad como la presencia de nuestro Señor y Dios. 

Búscalo… Él ha prometido consolar a aquellos que confían en Él y que constantemente están buscando agradarle con su fe. 

Déjate abrazar por tu Dios amoroso…  Él siempre está a tu alcance.

 

(Visited 17 times, 4 visits today)

Una respuesta a “Una promesa de consuelo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *