Una vida sin estrés

una vida sin estrés reflexión de aliento con imagen arcoiris de promesas

 

El deseo de Dios es darte una vida sin estrés… sin afán ni preocupaciones.

Jesús mismo procuraba tiempos para el descanso de sus
discípulos:

«Jesús les dijo: —Vengan, vamos nosotros solos a descansar un poco en un lugar tranquilo». Marcos 6:31

Esta palabra es para esos días en que el ajetreo y el cansancio te producen ansiedad y nerviosismo… Hace un tiempo que a mí me viene sucediendo así. Me acerqué a Dios para pedirle que me ayudara a llevar mis cargas.

Le confesé que estoy creyendo la promesa de Mateo 11:28:

«Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso».

Yo daba por hecho que el descanso que recibiría sería una reducción de actividades, para tener tiempo de descansar mi cuerpo y mi mente.

Pero justo cuando yo estaba pidiendo eso a Dios, el Espíritu
Santo me recordó este versículo:

«Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso». Éxodo
33:14

Parece que la promesa es la misma que la de Mateo 11:28: «te daré descanso»; pero al meditar en «mi presencia irá contigo» encontré una diferencia… Significa que hay que seguir avanzando… no detenerse a descansar… tampoco se trata de reducir tareas…

Se trata de continuar trabajando, pero confiando que la misma presencia de Dios estará ayudándome.

Seguro que Dios nos ayudará mientras nos ocupamos en hacer
lo que nos corresponde… La presencia de Dios nos dará descanso mientras tanto que cumplimos con aquello que Él nos ha encomendado.

Amada amiga, seguro que algunas veces el Señor quitará de tus hombros algunas responsabilidades para que descanses… Pero en otras ocasiones te dirá:

“Sigue adelante, porque mi presencia irá contigo y yo te daré descanso… yo haré que estés tranquila… ya verás que todo saldrá bien”.

Tenemos que creer que Él es el Dios que «multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas» (Isaías 40:29).

Si crees que tus fuerzas han llegado al límite y todavía tienes que seguir adelante, cree esta promesa…

Es posible que el cansancio te exija detenerte, pero ahora no puedes, porque falta mucho por hacer…

Dios te dice: «Mi presencia irá contigo y te haré descansar».

Querida lectora, ¿podrías compartirnos algún versículo bíblico que te fortalezca cuando estás cansada?

Que Dios bendiga tu vida, multiplique tus fuerzas y experimentes el descanso que da su presencia.

Un abrazo fraternal de tu amiga,

Lidia E. Cames

(Visited 86 times, 1 visits today)

5 opiniones en “Una vida sin estrés”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *