Tres requisitos para recibir las recompensas divinas

Tres requisitos para recibir las recompensas divinas

tres requisitos para recibir las recompensas divinas mensajes de aliento con imágenes

Dios quiere que tú
disfrutes de todo lo que Él ha prometido dar a sus hijos que le creen, que
esperan en Él y los que le obedecen.
«Por lo tanto, no pierdan la confianza, que
lleva consigo una gran recompensa. Lo que ustedes necesitan es tener paciencia;
para que una vez que hayan hecho la voluntad de Dios, reciban lo que Él ha
prometido darnos
». Hebreos 10:35-36
Este pasaje nos
muestra tres requisitos para recibir las promesas divinas
1.- Tener fe. «…no pierdan la confianza…». Esto significa confiar en
Dios y esperar creyendo que lo que prometió sucederá, aunque las circunstancias
te muestren lo contrario… Fe siempre debe ir acompañada de paciencia y pasos de
obediencia.

2.- Tener paciencia. «Lo que ustedes necesitan es tener paciencia». Esta se muestra en una
actitud de paz y gozo mientras esperas en Dios, no importando tu situación
actual… Esta parte es la que se hace más difícil; porque vivimos en tiempos en que todo es muy acelerado. 

Queremos respuestas rápidas.

Pero Dios desea que cultivemos la paciencia… que aprendamos a esperar en su tiempo.

3.- Hacer la voluntad de Dios. «…una vez que hayan hecho la voluntad de Dios, reciban lo que Él ha prometido darnos». Que siempre
estés dispuesta a seguir las instrucciones de Dios para tu vida. Para cada
promesa hay un paso que dar, cuando lo haces pones tu fe en acción.
Hoy Dios te dice
que si no pierdes tu confianza en Él… si confías en su amor y poder hacia ti…
si eres fiel a su Palabra, te dará una grande recompensa.
Tú verás
cumplidas todas las promesas de Dios:
en tu vida, en tu familia, en tu trabajo, en tu economía, en tus relaciones y
en todo aquello que se relacione contigo.
Tu fe provoca que
la mano poderosa de Dios se mueva a tu favor sobre cualquiera que sea el
problema que te está tocando enfrentar ahora. Si permaneces fiel Dios te dará
todo lo que te ha prometido.
Oramos:
“Señor y Dios mío
gracias por tus promesas para mi vida,
yo las creo porque tú eres el Dios de la verdad. Te pido que me ayudes en mi
decisión de confiar en ti, quiero hacer tu voluntad.
Ayúdame a hacer
lo que tú quieres que yo haga… Fortaléceme con tu amor, por tu misericordia y
poder… lléname de ti para que mi fe esté firme en tus promesas… que las circunstancias
no me alteren, sino que me sostenga la seguridad de que tú cumplirás cada una
de ellas. En el nombre de Jesús”.
Querida amiga,
Dios mira tu corazón dispuesto y Él mismo te ayudará y te impulsará para que
tengas una vida en victoria como Él la ha planeado para ti.
Ayúdame a
compartir este mensaje, para que corra la Palabra de Dios.
Que Dios te
bendiga siempre,

Lidia E. Cames.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *