El Señor te ha elegido

el señor te ha elegido mensajes de aliento con imágenes arcoiris de promesas

 

¿No te invitaron?… ¿No te hablaron?… ¿No te buscaron?… ¿No te
llamaron?…

No permitas que eso te robe el gozo de Dios…

Amiga: No tienes por qué sentirte ignorada u olvidada. Tal vez sientas que a nadie le importas o que no eres capaz de hacer algo bien. O que no harás cosas que trasciendan.

Eso es lo que tú crees…

Pero Jesús de Nazareth, el Rey de reyes, te habla hoy y te dice que aunque nadie te busque, aunque nadie te haga caso; Él te ha elegido, te ha señalado y llamado por tu nombre.

«Ustedes no fueron los que me eligieron a mí, sino que fui yo quien los eligió a ustedes…». Juan 15:16

Es mejor que disfrutes de la compañía que te da aquél que te ha
buscado, elegido y anhelado desde antes que tú nacieras: Dios. El Creador y Rey del universo.

Para Él eres muy importante.

El Señor ha puesto capacidades y habilidades en ti para hacer
grandes cosas… para realizar grandes proyectos que le den la gloria y la honra a Él.

Deja que su amor te envuelva de tal manera que no te lastime el rechazo de las personas. Recibe su amor por fe, sólo cree que su amor está en ti.

Tal vez quieras leer: Dios te escogió por amor

Busca amarlo a Él y disfruta de lo que Él tiene para ti. Verás cómo
te dará gracia y favor delante de las personas.

Jesús te está esperando. Él te anhela.

«…Ardientemente nos desea el Espíritu que Él ha hecho habitar en nosotros». Santiago 4:5

Tu felicidad será tal que no te importará que algunas personas te
ignoren…

Te invito a que hoy te llenes con el amor que Dios te da y que lo
disfrutes intensamente.

Levántate creyendo y aceptando lo que Jesús ganó para ti con su
sacrificio y resurrección. Eres importante y estás capacitada para toda buena obra.

Oramos:

“Amado Señor, perdóname por permitir que el rechazo se anide en mi corazón. Hoy lo echo fuera de mi vida. Renuncio a todo tipo de rechazo que me esté dominando. Y recibo tu amor, creo que tú me elegiste y que soy muy importante para ti.

Te pido que a partir de ahora me ayudes a recordar que me has
elegido por tu gran misericordia y también que he estado en tus planes desde antes que formaras el universo.

Gracias mi Dios, te alabo y te amo porque eres bueno y para siempre es tu misericordia. En el nombre de Jesús”.

~~~~

Si te agradó este devocional, te animo a dejar un comentario con tu opinión y compártelo en tus redes sociales.

Deseo que Dios te inunde de su precioso amor y te envuelva en su grande bondad.

Tu amiga,

Lidia E. Cames

(Visited 154 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *