7 claves para solucionar problemas familiares

7 claves para solucionar problemas familiares

7 claves para solucionar problemas familiares consejería cristiana arcoiris de promesas
Este
artículo lo escribo para todas las amigas que me han escrito para comentarme
situaciones como éstas:
Mi hijo anda en adicciones… Mi hija no cumple
los horarios de llegada a la casa… Mis hijos no quieren ir a la iglesia… Mi
hijo tiene malas amistades… Mi hija no quiere obedecerme…
O como
éstas:
Mi esposo me engaña… Mi esposo dice que ya va a
cambiar y no lo hace… Yo ya estoy cambiando, pero no veo que mi esposo lo haga…
He orado para que mi esposo regrese y no veo la respuesta…
(Esta explicación es necesaria antes de darte las siete claves para solucionar los problemas de tu familia, no te vayas… sigue leyendo)

Todas tienen algo en común

Cada caso
es especial y tiene situaciones específicas que deben ser atendidas; pero en
general encuentro que todos los casos tienen algo en común:

Madres que
fallaron por la inexperiencia y porque no hubo nadie que en su momento les
dijera cómo debían criar a sus hijos… Tal vez sólo reprodujeron el modelo de
madre que aprendieron en su hogar paterno.

Esposas que
no fueron preparadas para el matrimonio y que tampoco supieron cómo tener un
hogar sano y equilibrado.

La ayuda que te ofrezco

Los consejos
que yo puedo darte son básicos y al mismo tiempo muy generales. Hacerlo a
través del blog y de manera escrita me limita para entrar en los detalles
específicos de cada caso.
Así que las
respuestas que yo daría a cada consulta sería la misma… Sería muy repetitiva si
a cada una le contestara yo lo mismo. Para orientar de manera particular
necesitaría hablar con cada mujer personalmente y conocer su vida más de cerca
para ser más directa en los consejos.
Por eso he
escrito algunos artículos para contestar de manera general a todas las madres y
esposas que me han consultado sus casos. Te dejo los enlaces al final del post.

Se requiere de esfuerzo, constancia y perseverancia

Nadie es
esposa y madre por vocación o profesión… Aprendemos en el camino, bajo la
dinámica de ensayo y error (en el mejor de los casos); pero muchas veces no
nos damos cuenta de los errores, hasta que las consecuencias se nos vienen
encima y no podemos manejarlas.
Esto último fue lo que a mí me pasó. Y lo he visto en muchas mujeres que se me han acercado
en busca de consejo.
Después de
leer los temas recomendados al final del post, te darás cuenta que no todo está perdido, hay
solución para tu familia… Porque con la ayuda de Dios todo se puede corregir. 

Nada de lo que sucede en tu familia es irremediable. De la mano del Señor tú
puedes ver los cambios que tus hijos o tu esposo necesitan.

Pero esto requerirá
de un esfuerzo, constancia y perseverancia de tu parte. Hay algunas acciones
que te toca llevar a cabo, mi amiga. Es necesario que consideres algunas
cuestiones que te ayudarán en el proceso.
Aquí tienes
siete claves para la solución de los
problemas en tu familia
:
1.- Saber
que tú no vas a cambiar a tu esposo ni a tus hijos… Los cambios los hará Dios.
Él es el único que puede transformar la vida de tu esposo y tus hijos.
2.- Tener
la humildad para aceptar que te equivocaste. Al vivir en pareja no es posible que haya un sólo responsable, los dos comparten responsabilidades… pide a Dios que te revele cuál es la parte que a ti te corresponde asumir. 

Es doloroso aceptar tus propios
errores, pero prepara tu corazón para tomar decisiones que te ayuden a
corregirlos.

3.- Reconocer
con valentía que el cambio primero tiene que darse en tu persona y en tu carácter.
Cuando tú empiezas a cambiar, los demás también lo hacen. Es una promesa de
Dios
(1 Pedro 3:1-2).
4.- Empezar
a dar pasos y poner en práctica la Palabra de Dios cuando te dice que perdones
y pidas perdón. Esto liberará tu corazón y soltará toda atadura que te impide
amar a tus seres queridos.
5.- Dejar
de exigir la perfección
en los demás, amarlos como son y decidir confiar en la
justicia de Dios. Sólo así podrás tener la libertad  para dar el siguiente paso.
6.- Poner
límites
donde sea necesario. Los límites siempre incomodan (sobre todo cuando
nunca se han aplicado), pero no te preocupes, es temporal. Asegúrate de
aplicarlos con firmeza, amor y sabiduría.
7.- No te rindas… No te des por vencida, sin importar lo que veas, oigas o sientas y tener paciencia
para esperar el tiempo de Dios. Tómate fuerte de su mano y permanece en la fe…
No te desanimes por nada.

Algo más

a.- Es
posible que cuando te pongas en acción, parezca empeorar la situación. No dejes
que el pánico o la desesperación te hagan retroceder. Algunas veces Dios tiene que sacudir y zarandear para acomodar todo en su lugar. Persevera con fe,
amada hermana.
b.- Lee
algunos libros que te ayuden a entender mejor el plan de Dios para ti, tu
matrimonio y tu familia… Te recomiendo los siguientes títulos de la autora
Stormie Omartian:
“El poder
de los padres que oran”
“El poder
de la esposa que ora”
“El poder
de la mujer que ora”
~~~~
Amiga,
deseo sinceramente que Dios te fortalezca y te dé la sabiduría que necesitas
para empezar este camino que te llevará a la restauración total de tu vida y tu
familia.
Te abrazo
con amor,
Lidia E.
Cames

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *