Vivir otra vez

Vivir otra vez

vivir otra vez mensajes de aliento con imágenes
Existe la promesa
de una vida nueva para ti. Dios te da otra oportunidad para vivir otra vez y empezar todo de
nuevo. Solamente de Dios puede venir una vida nueva… sólo Él puede renovar ese
vigor que ya se fue.
Tal vez el desánimo
o la depresión mataron tus fuerzas y ya no puedes  levantarte y luchar por todo aquello que Dios
te ha dado… Pero hoy Dios te promete:
«Y les daré aliento de vida para que revivan.
Entonces reconocerán ustedes que yo soy el Señor
». Ezequiel 37:6
Ese aliento de vida
que Dios te ofrece, llegará a ti a través de Jesús. Si tú has creído que Jesús
se ha sacrificado en la cruz para darte una nueva oportunidad de vida, ya
tienes todo… sólo tienes que creer. De eso se trata: de la fe en Cristo Jesús.

El Padre amoroso se
ha encargado de proveer todo para tu felicidad, lo único que tienes que hacer
es conquistar esas promesas… buscarlas, dar los pasos necesarios para
recibirlas y vivirlas.
Pero cuando tu vida
parece extinguirse… cuando tu esfuerzo llegó a su límite, Dios te dice: “Yo te
doy nueva vida, te soplo una vez más ese aliento de vida que necesitas y te
hago vivir de nuevo… Yo te hago vibrar otra vez con gozo y vitalidad”.
El Padre te da la
fuerza, el aliento de vida por medio de su Santo Espíritu… Levántate y clama a
Dios por esa nueva vida, ese nuevo impulso creyendo y haciendo nuevas cosas
para salir de ese estado de desaliento y pasividad.
Oremos:
“Padre Dios, vengo
a ti con mis fuerzas al límite. No puedo más yo sola. Tú eres mi Dios y Señor,
necesito tu aliento de vida, acudo a ti porque deseo que despiertes mi espíritu…
Nada ni nadie podrá vivificar mi ser de una manera total, sólo tú, Señor.
Espíritu Santo,
ayúdame renovando mis fuerzas para levantarme y luchar como valiente guerrera
por las promesas que hay para mí.
Amado Jesús, pongo
mis ojos en ti para que aumentes mi fe y me fortalezcas en ti que eres la Roca
donde mis pies jamás resbalarán.
Mi Dios reconozco
que sólo en ti mi vida será renovada y llevada a un nuevo nivel de poder y
amor. En ti pongo toda mi esperanza. Gracias Señor, por tu cuidado y bendición.
En el nombre de tu amado hijo Jesucristo”. Amén.
Amiga hermosa, Dios
te levanta hoy con su mano de poder y deposita en ti su Espíritu Santo soplando
vida en abundancia, porque su anhelo es bendecirte y llevarte a experimentar su
presencia de una manera muy especial. Créelo.
¿Cómo te sientes
ahora? Coméntanos tu experiencia o alguna revelación que Dios te dé acerca de
este tema. Será de bendición para quienes nos leen. Comparte con tus amigos en
las redes sociales y así nos ayudas a difundir la Palabra de Dios.
Con amor fraternal,
tu amiga:
Lidia E. Cames.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *