¿Quién podrá defenderme?

¿Quién podrá defenderme?

Algunas veces te puedes
encontrar en situaciones tan comprometidas que quizá te has preguntado ¿quién
podrá defenderme?
(como los personajes del Chapulín Colorado)… ¿A quién acudo
ahora? ¿Quién me ayudará?

Dios te responde hoy con
todo su amor:

«Ésta es la herencia de los siervos
del Señor. Su salvación viene de mí. Yo, el Señor, lo he dicho
». Isaías
54:17b

Dios es el único que
tiene el poder y el amor suficientes para defenderte de tus adversarios.

Decide esperar en Dios a
pesar de todo, entonces el Espíritu Santo convencerá a tu ser entero que la salvación viene
del Señor.

No permitas que palabras negativas salgan de tu boca… Siempre declara con fe
que el Señor vendrá a salvarte y a bendecirte en la situación que tú estés
viviendo. 

Evita depositar tu
confianza en personas o eventos a tu alrededor… Porque la salvación sólo
viene de Dios Todopoderoso.


Confiar en Dios
no es un estado de ánimo, es una decisión de la voluntad y
una convicción del corazón. 

Tu voluntad decide creer que el Señor está a cargo
de todo porque tiene cuidado de ti, entonces tu corazón se convence de que Dios
está encima de cualquier circunstancia y obrará a tu favor.

En todo momento elige
confiar en el Señor que te defiende…

no importa cuán preocupante sea la situación… El Señor te salva de la
preocupación;

no importa lo fuerte que
lata tu corazón por el miedo… El Señor te salvará del peligro;

no importa que tan
dolorosas sean las circunstancias… El Señor te libra del dolor;

Él lo resolverá todo y
pondrá todo en su lugar… 

acomodará lo que parece
un caos… 

sanará lo que parece
incurable… 

restaurará lo que parece
deshecho… 

y te rescatará de la
angustia y ansiedad.

Nada te causará daño, porque Dios es quien te da la victoria en todo. Mira el
pasaje bíblico completo:

«No saldrá victoriosa ninguna arma
que se forje contra ti. Y tú condenarás a toda lengua que en el juicio se
levante contra ti. Ésta es la herencia de los siervos del Señor. Su salvación
viene de mí. Yo, el Señor, lo he dicho
». Isaías 54:17

Sólo decide mantenerte
firme creyendo esta promesa: “Mi salvación viene del Señor”.

Querida lectora, echa
fuera de ti todo temor porque esta promesa te asegura bienestar y seguridad en
Dios. Comenta algo que Dios ponga en tu corazón con respecto a este tema. Si te
parece que alguien deba conocer esta promesa compártela.

Que Dios te fortalezca en
la fe,

Tu amiga y hermana en
Cristo,

Lidia E. Cames

(Entrada antigua: “La
salvación viene de Dios”)

Comments

  • Anónimo | Mar 22,2017

    DIOS ME SANÓ, ME RESCATÓ Y RESTAURÓ MI VIDA… Y SIGUE SU OBRA EN MI. AMÉN.

  • Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *