En el tiempo de Dios

En el tiempo de Dios

en el tiempo de dios mensajes cristianos de aliento arcoiris de promesas
¿Alguna vez has tenido
que esperar por la respuesta a una oración?
Tal vez ahora mismo
tienes una petición por la que has estado orando por mucho tiempo y todavía no
tienes la respuesta de Dios.
Amas a Dios, guardas su
Palabra, le sirves con todo tu corazón… Y aun así la respuesta tarda en llegar.
No entiendes por qué el Señor no responde.
Déjame platicarte de una
pareja de la Biblia que no veía su oración contestada:
«Zacarías y Elisabet eran justos a
los ojos de Dios y cuidadosos en obedecer todos los mandamientos y las
ordenanzas del Señor. No tenían hijos porque Elisabet no podía quedar embarazada
y los dos eran ya muy ancianos
». Lucas 6-7
¿Te das cuenta? Ellos
eran como tú: justos y obedientes. Sin embargo, no tenían la contestación a sus
oraciones… Envejecieron pidiendo y esperando que Dios les diera la alegría de
ser padres.
Pero llegó un día en que
Dios decidió enviarle un mensaje a Zacarías:
«Y mientras Zacarías estaba en el
santuario, se le apareció un ángel del Señor, de pie a la derecha del altar del
incienso.
Cuando Zacarías lo vio, se alarmó y
se llenó de temor,  pero el ángel le
dijo:
—¡No tengas miedo, Zacarías! Dios ha
oído tu oración. Tu esposa, Elisabet, te dará un hijo, y lo llamarás Juan
». Lucas 1:11-13
¡Su respuesta llegó! Dios no ignora la rectitud, ni las oraciones… Siempre responde.
De Zacarías y Elisabet nacería Juan el Bautista, quien vino a preparar el camino para el Señor
Jesús.
Esto nos enseña tres
cosas:
— Debemos
mantenernos sirviendo al Señor. Zacarías no estaba desanimado para prestar su
servicio en el templo. Él era de la clase de los sacerdotes y era fiel a Dios
en sus tareas.
— No
había dejado de orar. Dios escuchó su petición, porque constantemente estaba
llevando ante Él su necesidad.
— Dios
respondió cuando fue el tiempo exacto en que se requirió de anunciar un mensaje
de arrepentimiento y preparar los corazones para recibir el reino de los
cielos.
Amiga, sigue siendo justa…
sirviendo a Dios, persevera en la oración y aprende a esperar con paciencia el
tiempo de Dios. No importa lo que tu mente humana te diga, permanece con
fidelidad ante el Señor… Él responderá en el tiempo justo para sus propósitos.
Yo sé que es muy difícil
entender y esperar el tiempo de Dios, aférrate al Espíritu Santo para que te
ayude, seguramente en su tiempo, Dios actuará a tu favor y entonces
recibirás la respuesta a tus oraciones.
~~~~
Gracias por dejar tu
comentario con una opinión o aporte útil para enriquecer este post. Por favor
compártelo, es seguro que a alguien más le servirá.
Un abrazo con amor
fraternal,
Lidia E. Cames

Comments

  • Maryelee Renteria | Feb 8,2017

    Esto es fascinante yo me quedo sorprendida como Dios la usa Usted Bendicones. Es que cada que yo leo algo pareciera que Dios me habla directamente a mi.En realidad algunos dias atras yo me dije Padre no puedo mas me rindo tiro la toalla y aki dejo todo en ese mismo momento Se enviaron varios mensajes en mi email diciendome Dios no te rindas, no desmayes sigue adelante. Gracias senora lidia Dios a siga bendiciendo…. Sere sincera pafa escribir este mensaje me costo porque el enemigo no dejaba que mi teclado escribiera bien lo que queria decir… aleluya a nuestro Rey.. amen

  • lidia | Feb 10,2017

    Glorifico a Dios mi amiga Maryelee! Me gozo por la forma en que Dios te ama con amor eterno, te rodea y utiliza cualquier instrumento para consentirte… Un abrazo con amor.

  • Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *