¿Quiere Dios darme un esposo?

La pregunta de muchas mujeres solas es: ¿Quiere Dios darme un esposo? Es el caso de esta amiga que me escribe para plantear su inquietud: 
Hace
años oro por un compañero y no llega.
He pensado que es la voluntad de mi Señor que yo esté sola. He pedido que me
quite el interés de compartir mi vida con alguien si es esa su voluntad. A
veces creo estarme acostumbrando a que nadie llegue a mi vida pero a los pocos
días siento ese sentir de un beso, una palabra de aliento, la caricia de un
hombre especial. Aconséjeme en esta área. Amo y temo a mi Salvador y no quiero
hacer nada fuera de su voluntad
”.
Mi respuesta: 

Querida amiga: Muchas gracias por tu
amable comentario y la confianza de compartir tu necesidad. Qué lindo que tu
deseo sea agradar al Señor con tu vida y estar en el centro de su voluntad.
No creo que la voluntad de Dios sea que tú
estés sola, porque Él te creó con esa sensibilidad y necesidad de vivir en
pareja. Más bien considero que lo que está sucediendo es que el Señor quiere
ser tu todo, que tu mayor gozo sea su dulce compañía…
«Deléitate en el Señor, y él te
concederá los deseos de tu corazón
». Salmo 37:4
Ese anhelo que tú experimentas no es malo,
es muy normal… Es parte del diseño de Dios. Siento que lo conveniente es que
cada vez que percibas esta sensación, aproveches para entregarle a Dios tu
amor, tu devoción… Gózate en su presencia y disfruta de su gloria. Podrías
hacer una oración semejante a esta:
“Señor, te pido que tú llenes el vacío de
mi corazón que provoca la necesidad de un esposo, mientras tanto que yo espero
en ti para que tu voluntad sea hecha. Quiero agradarte con todas las áreas de
mi vida, para que tu nombre sea glorificado”.
Eres muy afortunada al tener todo tu
tiempo para el Señor, amiga. Aprovecha para llenarte de Él y de su presencia,
que su amor llene todo tu ser, de tal manera que tengas contentamiento en toda
situación que te encuentres.
Entrégale al Señor todos tus sueños y tus
anhelos. Deja que tome el control de tus emociones y sensaciones… Dios desea tu
corazón:
«Dame,
hijo mío, tu corazón, y miren tus ojos por mis caminos
». Proverbios 23:26
Yo te aseguro que cuando tú le entregues a
Dios todas tus inquietudes… cuando permitas que Él sea el centro de tu vida,
Él te sorprenderá con cosas que ni siquiera te imaginas.
«Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han
subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman
».
1 Corintios 2:9

Dios traerá a tu vida el varón que tú
necesitas… un hombre de Dios que te impulse a servirle y que enriquezca tu vida
espiritual. Ora por sabiduría y entendimiento para el momento en que aparezca.
Recuerda que Dios siempre llega a tiempo.
Ten paciencia amiga, te abrazo,
Lidia E. Cames
(Visited 10 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *