Somos como espejos

somos como espejos mensaje de motivación para tu vida cristiana

Antes que
se inventaran los espejos, las personas sólo podían ver su imagen en las aguas
en reposo… o en metales pulidos.
En los
tiempos bíblicos los espejos eran vidrios opacos que reflejaban la imagen muy
borrosa… Así que la gente no podía distinguir claramente  los detalles de su rostro.
Por eso el
apóstol Pablo dijo que nosotros reflejamos la gloria del Señor como un espejo,
de una manera muy difusa.
«Somos como
un espejo que refleja la grandeza del Señor, quien cambia nuestra vida. Gracias
a la acción de su Espíritu en nosotros, cada vez nos parecemos más a Él
». 2
Corintios 3:17
¿Cómo es
esto?
Cuando
empiezas a seguir al Señor, poco a poco se van viendo los cambios que Él hace
en tu carácter… Y a medida que buscas su rostro en oración y adoración el
Espíritu Santo va puliendo más y más no sólo tu carácter, sino que va haciendo
cambios positivos en todas las áreas de tu vida.

Y cuanto más contemplas y adoras su grandeza,
su belleza, su bondad, su misericordia, su santidad y todos los atributos de su
gloria… con más claridad se reflejará en ti todo el brillo de su luz en tu vida.
Al inicio
de tu caminar con Cristo tú eres un espejo muy borroso, como los de la antigüedad…
Pero es la voluntad de Dios que cada día esa imagen borrosa se vaya haciendo
más clara y nítida, de manera que refleje la gloria de Dios como los espejos de
la actualidad.
Necesitamos
leer la Palabra de Dios y buscar la llenura del Espíritu Santo para ser
transformadas y que podamos reflejar la gloria de Dios en nuestro diario vivir,
no como un espejo de antaño, sino como uno de los espejos de ahora…

Tal vez como
esos que aumentan el tamaño de la imagen desde 5 veces hasta 20 veces. ¿Te
imaginas? Se alcanzan a ver hasta los poros ¡y tal vez algo más!

Que desde
una gran distancia, el mundo pueda distinguir en ti el amor, la bondad, la
compasión, la paciencia, la santidad y todo lo que significa la gloria de Dios.
(Visited 13 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *