Un cerco eléctrico sobrenatural

Un cerco eléctrico sobrenatural

un cerco eléctrico sobrenatural promesas de dios arcoiris de promesas

¿Tienes instalado un cerco
eléctrico
en tu casa? ¡Qué bueno!
¿No lo tienes? También ¡qué bueno!
Porque existe otro sistema de seguridad que no se limita a tu
casa, sino a tu persona, tu familia, tu trabajo, tu economía, tu salud, tu mente,
tu alma, tu espíritu… TODO.
Cuando yo leo que Dios promete ser una muralla de fuego
alrededor de mí, entonces mi limitada mente humana imagina que es como si Dios
colocara un invisible cerco eléctrico sobrenatural alrededor de mí y de cada
área de mi vida que necesita ser protegida.
Es bueno que tengas cerco eléctrico en tu casa, pero ten en
cuenta que puede fallar… En cambio, la seguridad que tienes en Dios no falla
jamás. Mira lo que dice la Escritura:

«Si el Señor no protege la ciudad, de nada sirve que los
guardias la vigilen
». Salmo 127:1

Si no lo tienes y crees que Dios se encarga, te felicito; no
serás defraudada.

Lo importante es que pongas tu confianza en el hecho que es
Dios es quien guarda tu casa…

Ahora, imagínate un cerco eléctrico alrededor, no sólo de tu
casa, sino protegiendo a tus hijos de las enfermedades, de los ataques de
personas con malas intenciones… vigilando que nada ni nadie dañe tu trabajo…
cuidando a tu esposo de las tentaciones… alejando al enemigo de tus finanzas…
eliminando de tu corazón el dolor, la depresión, la amargura, la culpa y todo
lo que dañe tu relación con el Señor.

Esto es mejor que las alarmas eléctricas, las cámaras de vigilancia y que cualquier otro sistema de seguridad
Tú no puedes vigilar todos los aspectos de tu vida, ni es
posible andar cuidando a tus hijos cuando ellos no están contigo… tampoco
puedes apartar a tu esposo de las tentaciones… no está en tu control. Pero para
Dios sí es posible, deja que Él sea el protector todo lo que tienes y lo que
eres.

No te apartes de su presencia, sigue sus instrucciones,
ponlo en primer lugar en todo lo que hagas. La obediencia es básica para que
todas las promesas que tiene la Palabra
de Dios
se hagan realidad.

Esta es una promesa
fiel de protección
que el Señor te da para que no vivas con la angustia y
la inseguridad de lo que pasa en el mundo. La voluntad de Dios es que tengas
paz, por eso te conviene depositar toda tu confianza en su fidelidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *