Elige tu final. Parte 2

Elige tu final. Parte 2

elige tu final parte 2 mensajes cristianos con imágenes
Elige tu final. Parte 2

Este es un final feliz: La Palabra de Dios nos promete que
nuestro final será mucho mejor que el comienzo.

«Si tú de mañana buscares a
Dios,  y rogares al Todopoderoso; si fueres limpio y recto,
ciertamente luego se despertará por ti, y hará próspera la morada de tu
justicia y  aunque tu principio haya sido pequeño, tu postrer estado
será muy grande
». Job 8:5-7

¡Pero Satanás también está trabajando para que tu final sea
horrendo!
Aunque tengas a Cristo en tu corazón, dice la Biblia que «el
diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quién devorar» (1 Pedro
5:8)

FINAL NÚMERO DOS:

«Cuando el espíritu inmundo sale del hombre,  anda por lugares secos,  buscando reposo;  y no hallándolo,  dice: Volveré a mi casa de donde salí. Y
cuando llega,  la halla barrida y
adornada. Entonces va,  y toma otros
siete espíritus peores que él;  y entrados,  moran allí; 
y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero
».
Lucas 11:24-26 

Quiere decir que una vez que llegues a un estado de mejoría,
de bendición y de gloria… debes mantenerlo… Debes estar velando. Estando en
relación con Dios, ocupándote no sólo de cuidar tu bendición… sino también
llenándote de todo lo divino.

Dios ha limpiado tu vida de todo pecado con su sangre; el
reino de Dios ha llegado a tu vida. Debes cuidarla… No dejes vacío tu corazón…
Ocúpate en lo espiritual… Llénate del Poder del Espíritu Santo y de la Palabra
de Dios… 

Porque si te mantienes sin alimentarte, el enemigo va a ocupar con sus
cosas ese lugar que tú no estás llenando con las cosas que pertenecen al reino
de Dios. Y lo puede dejar peor que antes que Dios estuviera en tu corazón.

Por eso tú decides cómo será tu último estado… Quieres mayor
bendición: Aplícate en la búsqueda de Dios, el alimento de su Palabra y
la llenura del Espíritu Santo… Y mantente en relación directa con Dios…
decidiendo vivir siempre bajo su amparo, porque:

«El que habita bajo el abrigo
del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente
» (Salmo 91:1). 

De esa forma
no habrá demonio que se atreva a arruinar tus bendiciones.

Lo contrario te llevará a una derrota peor que cuando Dios
te levantó.
Conclusión: Tu
final puede ser mucho mejor que tu principio, cuando eliges buscar a Dios con
corazón humilde y obediente; pero ¡ten mucho cuidado! También tu final puede ser
peor que tu anterior situación, si descuidas la búsqueda de Dios y la llenura
del Espíritu Santo.
Te toca decidir ¿Qué final quieres para ti? Todos los días
debemos de elegir y ser diligentes en ello… Dios te aconseja que te decidas por la vida y no por la
muerte.
«Hoy te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre bendiciones y
maldiciones. Ahora pongo al cielo y a la tierra como testigos de la decisión
que tomes. ¡Ay, si eligieras la vida, para que tú y tus descendientes puedan
vivir!
». Deuteronomio 30:19
~~~~~~~

Tal vez quieras leer también:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *