Entrenando para la eternidad

Entrenando para la eternidad

entrenando para la eternidad mensajes cristianos con imágenes
Ejercitamos nuestro cuerpo para tener una vida saludable… La
Biblia dice que es mejor que nos mantengamos ejercitándonos para la eternidad.
«El entrenamiento físico es bueno, pero
entrenarse en la sumisión a Dios es mucho mejor, porque promete beneficios en
esta vida y en la vida que viene
». 1 Timoteo 4:8
Tu cuerpo se beneficia cuando haces ejercicio: corres,
caminas, bailas, nadas, practicas deporte o vas al gimnasio… Son disciplinas
que vigorizan y fortalecen tu cuerpo físico.

Pero también es necesario ejercitarse para aprender a
depender de Dios. Es conveniente entrenar tu mente a pensar en lo que es agradable a
Dios… y entrenar el alma a desear lo que Dios quiere… y disciplinarse para
obedecer la voluntad del Señor.
Hay tres disciplinas que son muy eficaces para ejercitarte
en lo espiritual y eterno:
1.- Lectura y meditación de la Palabra de Dios… para conocer
la voluntad de Dios para tu vida.
2.- Buscar a Dios en oración… para tener su presencia en tu
vida y tener el poder del Espíritu Santo para hacer cambios en tu vida.
3.- Ayuno… para aprender a dominar los impulsos de la
naturaleza humana y darle mayor libertad al Espíritu Santo de gobernar tu vida.
Las tres disciplinas van unidas, es decir, no pueden
practicarse por separado, porque se complementan entre sí.
Que la disciplina sea enfocada a que cuerpo, mente y alma se
rindan a la voluntad de Dios. Esa es la clave para que traigan resultados que
trasciendan a la eternidad.

Esto traerá bendiciones en tu vida y en todo lo que hagas…
y te asegura recompensas en la vida eterna… Es una promesa que necesita de tu
esfuerzo para lograrla, pero vale la pena porque llega hasta la eternidad… Si
lo crees lo logras… En el nombre de Jesús y en el poder del Espíritu Santo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *