Tres armas contra el temor

tres armas contra el temor mensaje de aliento para la mujer cristiana

Es horrible vivir con temor. Desde que tengo uso de razón recuerdo el temor en mi vida: Al daño del hombre, al dolor, a la oscuridad, a la muerte, al diablo, al infierno,  a los espacios cerrados y llenos de gente, miedo a las alturas, miedo a las traiciones y algunos más.

Disfrazaba todo eso con agresividad, violencia, insultos, desconfianza hacia todo y hacia todos. Pero mi interior siempre estaba lleno de ansiedad y temor.

El temor me impulsó a hacer muchas cosas malas en mi perjuicio, de mi familia y los que se cruzaban en mi camino. Pero también me
frenó en decisiones para mi beneficio, de mis seres queridos y los no tan queridos.

Hace algunos años el Señor abrió mi entendimiento. Encontré un versículo que fue clave en mi vida para no seguir dominada por el miedo. Supe que el temor no viene de Dios, sino un espíritu del mal que tenía influencia en mi vida:

«Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez, sino de poder, amor y autodisciplina». 2 Timoteo 1:7

Amiga, además de que el temor no viene de Dios, Él te ha dado las armas con las que puedes combatirlo a través del Espíritu Santo. Te comparto estas tres armas contra el temor. Son poderosas y letales que te ayudarán a vencer todos los temores en tu vida:

Tres armas contra el temor

1.- PODER: Dios te ha dado poder y fortaleza para superar cualquier amenaza real. Nada de lo que se te ponga enfrente podrá causarte daño porque tienes el poder de Dios contigo. El poder del Espíritu Santo te ayuda a mantenerte de pie aunque sientas que tiemblas en tu interior. Tú eres vencedora por medio de Cristo
Jesús.

2.- AMOR: El amor que Dios te ha dado te asegura que Él nunca te abandonará para que te sucedan desgracias. Es necesario creas que el Señor te ama tanto que te cuidará de cualquier ataque físico, emocional y espiritual. Confía totalmente en su amor y cuidado, Él no permitirá que algo te dañe.

3.- DOMINIO PROPIO: Esto es la capacidad de controlar tus impulsos, la autodisciplina. El precioso Espíritu Santo te ayuda a no dejarte dominar por el temor, más bien, toma el control de tus nervios y tus reacciones y los sujeta. El dominio propio te ayudará a decirle al temor: “¡Fuera de mi vida! El Espíritu Santo está conmigo y tú no me vas a dominar”.

Quisiera decirte que ya no siento temor de nada. Me ronda de vez en cuando, porque el enemigo es muy persistente. Pero cada vez lo enfrento con ese Espíritu de poder, amor y dominio propio que Dios me ha dado.

Los más grandes miedos de mi vida (los que mencioné al principio), los he vencido en el nombre de Jesús, con el poder del Espíritu Santo, para gloria de mi Padre Dios.

Sé libre hoy

Querida amiga, tú puedes ser libre de temor desde este día. Toma estas tres armas contra el temor y toma la libertad que Dios te ofrece hoy a través de su Palabra. Cree, aplícalo a tu situación y empieza a vivir con la paz que sólo el Señor puede poner en tu corazón.

Sería genial que compartieras este mensaje. Seguro que será de ayuda para muchas mujeres. Comenta tu opinión o testimonio, cuéntanos si te sirvió y aprovechamos para saludarte.

Que Dios te bendiga mujer valiente, tu amiga,

Lidia E. Cames

Síguenos en Twitter: @ArcoirisPromesa

(Visited 73 times, 2 visits today)

3 opiniones en “Tres armas contra el temor”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *