Qué significa ser ayuda idónea

Qué significa ser ayuda idónea

Temas de consejería cristiana Qué significa ser ayuda idónea

Consulta: Muchas veces no entiendo qué significa ser ayuda idónea. Si mi esposo no
trabaja y yo tengo que mantener la casa ¿no estoy siendo la cabeza del hogar? ¿O
soy la ayuda idónea? ¿Qué quiere decir ayuda idónea? ¿Trabajar y mantener la
casa? Porque mi esposo no tiene trabajo y si no consigue ¿Qué debo hacer?
Respuesta: Te felicito amiga, eres ayuda idónea para tu esposo y además eres una mujer valiente y trabajadora, aunque el plan de Dios
no es que tú sostengas económicamente la casa.
Por supuesto que cuando Dios hizo
ayuda idónea para Adán no fue para esta situación en que tú estás, porque el
proveedor en el hogar es el esposo.

Es un aspecto del cuidado que Dios
le encomendó al esposo hacia la esposa (Efesios 5:29). Pero por ahora te toca
ayudarle en esta área, es bueno que empieces a verlo como parte de tu función
como ayuda idónea, pero no es permanente… esta tiene que ser una situación
temporal.
Entiendo que para ti es frustrante y
cansada la situación que vives, aun así, estás ante la oportunidad de ejercer
tu función de ayuda idónea. El objetivo es ayudar a tu esposo y animarlo a
salir de la situación en que se encuentra ahora. ¿Cómo?
1.- Haz tu trabajo dando gracias a
Dios porque tienes fuerzas para hacerlo y porque puedes proveer lo necesario
para tu casa, entre tanto que tu esposo encuentra empleo. «Den gracias a Dios en todo, porque ésta es su voluntad para ustedes en
Cristo Jesús
» (1 Tesalonicenses 5:18).
2.- Aunque él no trabaje, bríndale
el respeto que el Señor demanda de las esposas a los esposos, además que Él
promete cambiarlos a ellos. «Así también
ustedes, las esposas, respeten a sus esposos, a fin de que los que no creen a
la palabra, puedan ser ganados más por la conducta de ustedes que por sus
palabras cuando ellos vean su conducta casta y respetuosa
». 1 Pedro 3:1,2
Respetarlo quiere decir: No lo
regañes, nunca hables mal de él con otras personas (menos con la familia), háblale
siempre con buen modo; para esto es necesario que tu pensamiento acerca de él
siempre sea positivo. Es cierto que a veces quisiéramos que la Palabra nos
dijera: “Pero si él no cumple con lo que debe, entonces, no lo respetes”;
nuestra naturaleza humana así es, pero el corazón de Dios no es como el de
nosotras.
3.- Ora por tu esposo, por ese
trabajo que Dios tiene para él; pídele que lo guíe a donde está el empleo que
ya le tiene preparado. Empieza a decir de tu esposo lo que quieres ver en él.
La Biblia dice que Dios llama a las cosas que no son como si fueran (Romanos
4:17), tú como hija de Dios haz lo mismo que Él. Di con fe y en el nombre de
Jesús: ‘Mi esposo es muy trabajador, es un hombre responsable, él cuida de su
familia y nos provee lo necesario’.
4.- Anímalo, dile todo lo positivo
que tiene como hombre, como persona y como autoridad de su hogar. Ya sé, ahora
mismo no encuentras nada, pero pide a Dios que te dé sabiduría para ver lo que
Él ve, seguro te va a mostrar mucho.
5.- Todo lo anterior no podrás
hacerlo en tus propias fuerzas. Es algo muy difícil, porque tú quisieras actuar
diferente… la naturaleza humana quiere discutir, quiere controlar, quiere
obligar y pelear. Sólo el Espíritu Santo te da el poder para llevar a cabo la
voluntad de Dios, amiga. Busca la dirección de Dios y la fortaleza que da el
Espíritu Santo y en el nombre de Jesús tú te vas a levantar como guerrera por
tu esposo y por tu familia. 
Te aseguro que si no te apartas de
la voluntad de Dios, pronto verás a Dios transformando a tu esposo en la
autoridad de tu hogar para cuidar, proveer, proteger y amar.
Una última cosa: Te recomiendo que
leas un libro escrito por Stormie Omartian: “El Poder de la Esposa que Ora”. Te
dará buenas ideas para orar por tu esposo y algunos consejos para la
convivencia. Dios te bendiga y te sostenga.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *