Tú puedes ser libre de culpa

Imagen y tema de consejería Tú puedes ser libre de culpa

Consulta: Me atrevo a pedir consejería porque no me he congregado a una iglesia
hace un buen tiempo. Yo creo infinitamente en Dios pero me he apartado de Él y
de la familia, ya que cuando hemos platicado siento que no hay conexión y
chocamos mucho con la forma de pensar. En ocasiones
me he sentido la más mala de todas
las personas
y he notado que eso me afecta, quisiera un consejo.


Respuesta: Es una bendición que
creas en Dios, felicidades por no abandonar tu fe. Por lo que me dices, yo
deduzco que tus familiares son miembros activos en alguna congregación y por
eso tienen diferencias. Eso que tú sientes se llama culpa, que ha sido sembrada
en tu corazón por el enemigo. Él encontró la puerta abierta cuando empezaste a
alejarte de Dios, no cuando dejaste de congregarte. Porque puede suceder que
alguien se congregue regularmente en una iglesia y no esté cerca de Dios.
Creo que lo que tú necesitas es
reconciliarte con Dios, y para eso no es necesario que vayas a la iglesia. Puedes
hacerlo en lo secreto de tu recámara, donde nadie sepa, sólo tú y Él; te
aseguro que te va a escuchar y a recibirte de nuevo. Él no te deja de amar y
siempre te está esperando. Vuelve a los brazos del Señor confiésale tus
pecados, Él te perdonará, te llenará de su amor. Es un Padre que ama y perdona
cuando te acercas con un corazón sincero y arrepentido.

Después que hagas esto, el enemigo
de tu alma tendrá que irse a otro lado con la culpa… tu vida tendrá paz y serás
libre para comunicarte con tus familiares.

¡Ah! Y cada vez que venga Satanás a
decirte que eres la más mala de las personas dile esto en voz alta: «Yo soy
perdonada, soy redimida, soy hija de Dios y estoy cubierta con la sangre de
Cristo, y no hay condenación para mí, porque estoy en Cristo Jesús.» Te aseguro
que huirá de ti.

Y… ¿te digo algo? Caminar con Dios
no es sólo ir a la iglesia. Cuando te congregas a alabar a Dios junto con los
hermanos hay una bendición especial, y eso es algo muy hermoso; pero eso es el
resultado de la búsqueda de Su presencia en lo secreto de tu corazón. Búscale,
y en su tiempo, Dios te llevará a la iglesia que Él tiene para ti y también
pondrá en tu corazón el deseo de congregarte.
Esta escritura es para ti:

«Pues el Señor tu Dios vive en medio
de ti. Él es un poderoso salvador. Se deleitará en ti con alegría. Con su amor
calmará todos tus temores. Se gozará por ti con cantos de alegría». Sofonías
3:17

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *