Soledad: ¡Fuera de mi vida!

Soledad: ¡Fuera de mi vida!

No es lo mismo “estar acompañado” que “sentirse acompañado”… “estar solo” que “sentirse solo”.
reflexión de aliento Soledad: ¡Fuera de mi vida!

Porque puedes estar en medio de una multitud y sentir que nadie está contigo… puedes estar en una habitación sin nadie a tu
alrededor y no sentir el vacío de la soledad. 

La diferencia está dentro de tu
propio corazón… porque los espacios que debieron ser llenados en su momento
con la compañía de padres, amigos, hermanos o familiares se quedaron vacíos. 

Ya
no se puede volver atrás para resolverlo. Pero la fuente eterna de todo bien es
nuestro Rey amado: Jesucristo. 

Acércate a Él para que llene esos vacíos…Nadie
podrá llenarlos… Sólo Él… Lo prometió antes de subir al cielo… ¿Por qué
no creerle? Jesús es tu compañía por siempre…

«Y
tengan por seguro esto: Que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los
tiempos». Mateo 28:20 

Comments

  • Yenory Rodriguez Guillén | Jun 11,2015

    Sí; Jesús es el único que puede llenar completamente nuestras vidas. Saludos y bendiciones

  • Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *