Ponte la armadura de Dios

Ponte la armadura de Dios

reflexión ponte la armadura de Dios
La
guerra espiritual no consiste sólo en enfrentarse a grandes demonios y
espíritus del mal, sino también a pequeñas flechas que el enemigo te lanza a
cada momento de tu vida. 

Son flechas encendidas que pueden hacer que tu ser
entero se incendie en un fuego del mal: duda, desánimo, mentira, mirar cosas
que dañan tu mente, preocupación, pensamientos negativos, tomar lo que no es
tuyo, mal carácter, palabras que dañan y mucho más. Son las tentaciones.

Esas
tentaciones son las primeras a vencer antes de enfrentamientos con las
potestades y gobernadores de las tinieblas. Por eso Dios nos recomienda
ponernos siempre la armadura de Dios para el cristiano, sólo de esa manera
podremos resistir todos los ataques del enemigo. Esta armadura consiste en lo
siguiente: Efesios 6:14-18


> El
casco de la salvación para proteger tu mente de los pensamientos negativos
(culpa, condenación, ataduras).

> La
coraza de justicia para proteger tu corazón contra toda tendencia a la maldad.
Justicia quiere decir rectitud, honestidad, integridad.

> El
cinturón de la verdad para hablar y vivir en la verdad de Cristo.

> Los
zapatos del evangelio de la paz para salir a difundir las nuevas de salvación a
los que no la conocen.

> El
escudo de la fe protege las promesas que Dios te ha dado, se opone a la duda y
a la incredulidad.

> La
espada de la Palabra de Dios es el arma mortal que evitará que el enemigo se
acerque mucho a ti. Basta con que le digas: “Escrito está:” Por eso es
importante leerla, meditarla, memorizarla y creerla. Cuando declaras la Palabra
de Dios el enemigo huye.

Es muy importante orar siempre… leer, obedecer y aplicar
la Palabra de Dios en todas las circunstancias de nuestra vida… acompañar la
oración con ayuno como disciplina para someter la carne y fortalecer el espíritu.

Te aseguro que el enemigo va a pensárselo muy bien antes de
acercarse a ti. Serás libre de toda persecución del mal, miedo se irá de tu
vida y disfrutarás la llenura de la presencia de Dios. ¡Hay victoria en Cristo Jesús!

Comments

  • Carlos Guillermo Hernández Sánchez | Mar 22,2016

    "LA ARMADURA DE DIOS ESTÁ HECHA A NUESTRA MEDIDA"

  • Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *