Alabemos a Dios

Alabemos a Dios

Reflexiones cristianas con imágenes Alabemos a Dios
Dos poderosas razones
para que alabemos a Dios
 con
todo nuestro ser… Para darle gloria y honor por siempre y para siempre:
«Alaben al SEÑOR, naciones todas; Alábenle,
pueblos todos. Porque grande es Su misericordia para con nosotros, Y la
fidelidad del SEÑOR es eterna. ¡Aleluya!
». Salmo 117

1.- Él nos ama con gran bondad. Su amor es muy grande… Va
más allá de nuestra conducta, de nuestras virtudes o de nuestros errores. Su
amor va acompañado siempre de su bondad.

Nunca se agotan sus bondades. Nunca se acabará su amor por nosotros. Su
misericordia es eterna.
2.- Es fiel por
todos los siglos
. Esto significa que nunca va a retractarse de su
naturaleza, de sus promesas ni de su amor. Él permanecerá por siempre… No
cambiará. Sus promesas son vigentes en cualquier época. 
Dios no pasa de moda
jamás. Jamás se retractará de su palabra. Su fidelidad es para siempre.
~~~~
Si tienes oportunidad de
alabarle en medio de la congregación de los justos, no la dejes pasar: Alábale
y adórale con todo tu corazón, con toda tu mente, con toda tu alma y con todas
tus fuerzas. 


Si no puedes congregarte, hazlo desde donde te encuentres… a Dios le agrada
tu adoración.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *