¡Cuidado con la amargura!

cuidado con la amargura mensaje cristiano para mujeres

El mensaje que hoy te comparto está basado en una advertencia que dio el apóstol Pablo: ¡Ten cuidado con la amargura! Porque se contagia. La amargura es un sentimiento que resulta de la falta de perdón. 

«Cuídense unos a otros, para que ninguno de ustedes deje de recibir la gracia de Dios. Tengan cuidado de que no brote ninguna raíz venenosa de amargura, la cual los trastorne a ustedes y envenene a muchos». Hebreos 12:15 

Primero aparece como una pequeña molestia que se transforma en resentimiento. Si lo dejas crecer llega a ser un gran odio que se dirige no sólo a quien no perdonaste, sino a todo el mundo. 

Síntomas de la amargura

La amargura se caracteriza por la inconformidad con todo lo que te rodea. Las personas amargadas se quejan, critican, se enojan fácilmente, ofenden a los demás, siempre pretenden hacer sentir mal a las personas que les rodean.

Oro para que esta enfermedad del alma no te haya contaminado todavía. Debes estar muy atenta para que las personas con amargura no te contagien. No lo permitas. 

Tengamos cuidado con la amargura

Vacúnate. No puedes arriesgarte a caer en esta enfermedad del alma. Podrías perderte de recibir la gracia de Dios, por esa razón necesitas aplicarte la vacuna. Hay dos clases de vacunas para evitar que seas infectada de la amargura:

1.- Recibe grandes dosis de la gracia y el amor de Dios.

2.- Extiende grandes dosis de perdón y amor a los que te ofenden y a los que pudieran tener síntomas de amargura en su corazón.

Lee aquí algunas reflexiones sobre el perdón.

Oramos: 

“Señor y Dios mío, levanto mi corazón ante ti, para recibir tu gracia
necesaria para el día de hoy, cobíjame con tu amor. No permitas que ninguna situación o persona me contagie de amargura. Ayúdame a ser canal de tu gracia para con todos los que me rodean y que donde haya amargura yo pueda sembrar de tu dulzura. En el nombre de Jesús. Amén”.

Amiga lectora, deseo que Dios te guarde y que te mantengas siempre perdonando todas las ofensas por pequeñas que éstas parezcan. No dejes de compartir y comentar este mensaje para que ellos sean bendecidos.

Dios bendiga tu vida siempre, tu amiga,

Lidia E. Cames

Síguenos en Twitter: @ArcoirisPromesa

(Visited 14 times, 4 visits today)

Una respuesta a “¡Cuidado con la amargura!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *