No a la angustia

No a la angustia

no a la angustia devocionales cristianos

«No se turbe su corazón. Ustedes creen en Dios; crean también en mí». Juan 14:1

Cuando tienes situaciones difíciles
o dolorosas es muy difícil mantenerte en calma… cuando las cosas se salen de control experimentas intranquilidad o preocupación, pierdes la paz.
Pero Dios no quiere que sea así. 

Tampoco se trata de mantenerse como un témpano de hielo, porque eres una persona
sensible y con emociones (Dios te hizo con emociones)… Lo que Jesús dice es que
cuides tu corazón: Que no permitas que la angustia invada tu ser y se instale
allí robándote la paz que Él te ha dado. 

Si una situación impacta
repentinamente tu vida, siempre te sacude, pero tendrás que levantar tu mirada
hacia Dios… tal vez con dolor, o con tristeza, o con mucho pesar… pero con la
decisión de creer en Dios y creer en Jesús. 

Cree que Jesús ha vencido al mundo,
Él te ha dado la victoria en todo. Levántate en fe y cree que mayor es Cristo,
que vive en ti… 

Clama por ayuda divina. Notarás cómo la carga será levantada poco a poco y las
soluciones empezarán a llegar a ese problema que parecía irremediable.

Oramos:

“Señor Jesús, gracias porque tú has vencido todas las obras del enemigo en mi contra. Hoy clamo a ti para que me sostengas en la confianza de que tu poder soberano solucionará todas las situaciones y que pronto todo cambiará… 

En tu nombre echo fuera de mi vida la angustia, el temor, el dolor, la aflicción, la preocupación y todo lo negativo que me atormenta. Te pido perdón por haber permitido que todo esto controlara mi actitud.

Recibo tu paz sobrenatural en mi mente y en mi corazón. Ayúdame a creer más en ti… No permitas que retroceda, aumenta mi fe para permanecer en calma y avanzando hacia ti, en tanto que llega tu respuesta. Amén.”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *