Vivir los sueños de Dios

vivir los sueños de dios mensaje de aliento para la mujer cristiana

¿Cómo hacer para que los sueños de Dios se aniden en nuestro corazón?

«Porque Dios es el que produce en ustedes lo mismo el querer como el hacer, por su buena voluntad». Filipenses 2:13

Tus sueños son los sueños de Dios cuando permites que Él dirija tu vida, cuando renuncias a lo que tú deseas para que sea su voluntad hecha en todo lo que emprendas. Cuando tomas tus deseos, tus metas, tus caminos y los depositas en sus manos.

Entonces, es cuando Dios pone en tu corazón el querer, el sueño, el propósito y los objetivos a cumplir. Junto con el deseo y la ilusión te da el poder para realizarlo. Cuando Dios te motiva para hacer algo siempre te da la capacidad para hacerlo. 

Ya no le pongas ‘peros’ a ese sueño… Si lo que deseas viene de Dios, es seguro que tienes la fuerza para hacer lo necesario y lograrlo. 

Reconoce que es Dios quien te da los buenos deseos, porque al
mismo tiempo, te da la fuerza para avanzar hacia allá.

Pero te toca tener la disposición de hacer todo lo que debas para lograr tus metas. Se necesita esfuerzo y disciplina para llevar a cabo el hacer. No importa lo que tengas que sufrir o lo que digan de ti. Muchas veces será necesario doblegar el orgullo, con tal de
cumplir ese sueño que Dios te ha dado. 

No desistas, avanza con firmeza, porque cualquier dolor o sufrimiento que te toque, será temporal. El gozo de lograr tu sueño será mayor. Dios ha puesto en ti una gran fortaleza, que solamente la podrás conocer en el camino a tus sueños.

El Señor pondrá en ti la pasión y el gozo por ver cumplidos los anhelos de su corazón. El placer de realizar los sueños de Dios con lo que haces es revitalizante… es inefable y divino. 

 

(Visited 21 times, 2 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *