Bendición asegurada

Bendición asegurada

bendición asegurada reflexiones cristianas con imágenes

«Yo tengo órdenes de bendecir; si
Dios bendice, yo no puedo contradecirlo… 
No hay brujería que funcione contra el pueblo de Dios. ¡Miren todo lo bueno que Dios ha hecho por él!» Números 23:20,23
Esta es una promesa de bendición de ‘dos
entradas’: 

La primera: si alguien ha declarado una bendición para ti (desde un
‘Dios te bendiga’ hasta la más extensa bendición que pudieran darte), nada ni
nadie podrá cancelar el efecto de esa bendición. 

Las bendiciones que vienen de
parte del Señor son firmes. Tus bendiciones son tuyas y nadie te las podrá
quitar… bendecida eres y bendecida serás siempre, le pese a quien le pese.
Nunca podrá ser anulada una bendición que viene de parte Dios. Ninguna maldición puede invalidar la bendición divina.

Aunque debo decirte que desde el momento en que tú creíste en Jesús como tu Salvador, tú ya tienes tu bendición… Si nadie te bendice, no te preocupes, el Señor ya te ha bendecido desde el cielo y esas bendiciones son reales en ti por medio de Cristo Jesús.

La segunda,
como hija de Dios estás llamada a bendecir… bendice a todos los que estén a tu
alrededor: a tu esposo, a tus hijos, a tus familiares, a tus vecinos, a tus
amigos… Declara bendición en el nombre de Jesús. Benditos serán y nadie podrá quitarles esa bendición.

La bendición que tú lances sobre cada persona será firme. Por esa razón serán destinados
a ser benditos, porque cuando tú bendices de parte de Dios… nadie podrá
quitarles a ellos esa bendición que tú estás estableciendo sobre sus vidas. 

Eres bendecida para bendecir, mi amiga.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *